Hijo te voy a contar


Todavía me acuerdo de la cara de la rata cuando escucho que lo insultábamos. Había llegado recién a la Municipalidad de Roca en un inmenso colectivo por calle Sarmiento, con una gran comitiva entre los que se podía ver al Embajador de Italia. Cuando estaba por bajar lo vimos y empezamos a insultarlo; estábamos cerca, en la vereda del Colegio María Auxiliadora, a menos de 15 metros. Su cara mostraba estupor y algo parecido al pánico. Años después comprendí que en realidad era cinismo.

Hace un par de días al leer uno de los diarios regionales me golpeó en la cara uno de los títulos de tapa. Se trataba del despido de 102 obreros que trabajaban en una empresa minera de origen chino ubicada en  Sierra Grande. Se me vinieron a la memoria un montón de imágenes, un montón de historias. Se me juntaron un montón de emociones y mientras pensaba en la letra de Ismael Serrano “Papa cuéntame otra vez” decidí contarte esto que nunca te conté hijo mío.

No sé si sabias Santi pero el hierro en Sierra Grande fue descubierto en 1944 sin embargo no fue hasta 1969, con la creación de la empresa estatal  HIPASAM, que comenzó la explotación de la que , en su momento, fue considerada la mina de hierro más importante de Latinoamérica. En esa época trabajo tu abuelo Rodolfo, el Chueco mayor, pero en otra empresa que se llamaba HOCHTIEF y que realizo tareas de infraestructura  en la bocamina. Mi papá , tu abuelo,  llegó a Sierra Grande en el 73 y se  llevó con él a un puñado de lamarqueños que aun, hoy en día, suelo encontrar y siempre me dicen con los ojos brillosos “el Chueco me llevo a trabajar a Sierra, que lindas épocas”. Por ese entonces, cuando él  llegó, se produjo una huelga de características inesperadas para la época y que fuera el antecedente eficiente de otra gran huelga que un par de años después iba a marcar un inusitado antecedente histórico del cual se ha hablado poco. Pero en noviembre de 1973, con Rodolfo recién llegado, primero la UOCRA, el gremio de trabajadores de la construcción y más tarde AOMA, gremio de los mineros desataron una huelga en la cual iban a enfrentarse intereses que luego serian determinantes en el curso político de nuestro país. La izquierda sindical cercana a Montoneros versus la derecha sindical con orden de disciplinamiento obrero, cercana a Perón. Fueron unos cuantos días de tensiones, corridas, amenazas, petitorios y acuerdos trasgredidos. Tu abuelo recuerda como en esos primeros sucesos entre los puntos que reclamaba la UOCRA se pedía por  la reincorporación de un compañero suyo  de apellido Ruiz que se había caído al mar con un tractor y por eso había sido echado. Pero la huelga del 1975, la que vino después,  fue otra cosa; allí se dio la primer acción antisubversiva por parte del Ejercito, amparada por los cuatro decretos dictados por el Poder Ejecutivo de la República Argentina, durante ese mismo año,  y que fueron redactados durante el gobierno constitucional peronista con el fin de “neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos”  . Papá recuerda la gran agitación del momento y los dimes y diretes vividos en tiempo real sin la necesidad de la inmediatez mediática de nuestros tiempos; incluso hace poco me contaba que todavía está presente en su mente esos momentos en  que , afuera de la oficina donde él trabajaba, había francotiradores del Ejercito y cada día y a cualquier hora había que mostrar las identificaciones y que los mandos militares tomaban cualquier dependencia para usarla de acuerdo a sus fines. Nadie lo noto en ese momento pero empezaba a gestarse el golpe de Estado de 1976 que trajo la Dictadura más vil y sangrienta de nuestra historia y que además fuera, en materia económica, el conejillo de indias para la aplicación de medidas neoliberales.

También yo guardo cosas inolvidables en mi retina y en mi memoria;  las fotos de la huelga  que tu abuelo tomó con una maquina Kodak, cuya manipulación fue mi primer acercamiento a la tecnología, los viajes a Sierra Grande adonde se trasladaba toda la familia en vacaciones y con tu abuela y tus tíos podíamos pasar unos días con el jefe de familia que por cuestiones de la desocupación friccional debía pasar mucho tiempo fuera de casa y de la familia, años después supe en términos técnicos porque veía a mi papa solo cada 15 días, y aunque en esa época yo contaba con pocos años hay cosas que jamás olvidaré: la primera vez que vi una pizza en caja, cierto episodio doloroso con el cierre de un pantalón beige y la noticia de que los Reyes eran los padres, cuestión que me entere cuando apenas tenía 4 años.

Debo contarte que en 1991 el gobierno nacional de turno, a cargo del presidente Menem, decidió mediante un Decreto Presidencial cerrar HIPASAM, Hierro Patagónico , la empresa minera de Sierra Grande  siguiendo las pautas dictadas por el entonces de moda Consenso de Washington,   un listado de políticas económicas consideradas durante los años 90 por los organismos financieros internacionales y centros económicos, con sede en Washington D.C y destinadas a “corregir” las deficiencias económicas de los países tercermundistas azotados por las crisis inflacionarias y de la deuda externa. Esta receta  impactó negativamente en toda Latinoamérica barriendo con las pocas “instituciones” que quedaban del Estado de Bienestar y oprimiendo y excluyendo a millones de personas. Estas medidas de neto corte neoliberal propugnaban, entre otras cosas, un Estado mínimo y dieron ocasión al robo más grande de la historia de nuestro Estado Nacional que fue la privatización de empresas estatales negociadas a precio vil con grupos trasnacionales y operadores criollos de vieja estirpe y otros surgidos al poder económico en épocas de la dictadura con los negociados de la llamada “Patria Contratista”. En ese contexto desapareció HIPASAM y Sierra Grande se convirtió en un pueblo fantasma.

Y acá viene lo que te quiero contar Santiago, perdón si me fui un poco por las ramas; y tiene que ver con esa época de principio de los 90  cuando Menem decretó la intervención de la empresa y el cese de su producción. La ausencia de actividad y de pagos por parte de HIPASAM tuvo un fuerte impacto en Sierra Grande. Los trabajadores realizaban protestas a la vera de la ruta 3, marchaban al Congreso Nacional y se reunían con cuanto político tenían a a mano. Fue por entonces que el entonces presidente llegó a la ciudad de General Roca, acompañado del Embajador de Italia, para inaugurar unas cuadras de asfalto en Stefenelli. Por entonces yo militaba en una agrupación política en la universidad y a nuestra manera combatíamos ese gobierno que había ganado prometiendo revolución productiva y salariazo y en realidad gobernaba mediante decretos, achicaba el Estado, echaba trabajadores y sumergía al país en una crisis inconmensurable en la política, la economía, la cultura y el mundo laboral, de la cual aun hoy no podemos salir.

Cuando nos enteramos que venía Menem nos organizamos con algunos compañeros para ir a repudiarlo; sabíamos además que un grupo de obreros de HIPASAM iba a venir a acampar a la plaza que esta frente a la Municipalidad para que el presidente los atienda y les solucione de alguna manera su problema por lo que la posibilidad de expresar nuestra solidaridad con esa gente también nos motivaba; así que nos reunimos en la casa de un compañero y  fuimos temprano para el centro; era fines del invierno y estaba fresco. Los muchachos de la UOCRA regional y los obreros de HIPASAM estaban en la plaza que esta  frente a la Muni y también a la Iglesia. Algunos tocaban el redoblante, otros se calentaban en unos fuegos improvisados en tachos de 200 litros. Quisimos acercarnos a saludar pero la gente de la UOCRA local no nos dejo con el pretexto de que querían estar solos para que no se contamine el reclamo. Cuando faltaban unos minutos para que llegue Menem nos llego la noticia. Los obreros de HIPASAM levantaban el acampe y no iban a hacer ningún tipo de manifestación  porque el presidente, a través de uno de sus funcionarios, les había prometido una posible reactivación del complejo minero. No lo podíamos creer, nos cayó muy mal la información. Sabíamos que era otra mentira de Menem, un invento más, en este caso, para que no lo molesten en su llegada a General Roca. Algunos de nuestros compañeros indignados se fueron a sus casas. Nosotros nos quedamos, 5 o 6,  y nos apostamos mezclados entre la gente que había ido a esperar al presidente. Casi a las 10 de la mañana finalmente llego la comitiva, encabezada por ese riojano detestable que había llegado al poder mintiéndole a la gente y nos estaba sumiendo una cruel miseria. Solté toda mi indignación en improperios. Lo putee como nunca lo había hecho antes en mi vidacon nada ni nadie, mis compañeros también. Todavía me acuerdo de la cara de la rata cuando escucho que lo insultábamos. Había llegado recién a la Municipalidad de Roca en un inmenso colectivo  por calle Sarmiento, con una gran comitiva entre los que se podía ver al Embajador de Italia. Cuando estaba por bajar lo vimos y empezamos a insultarlo; estábamos cerca, en la vereda del Colegio María Auxiliadora, a menos de 15 metros. Su cara mostraba estupor y algo parecido al pánico. Años después comprendí que en realidad era cinismo.

Nos dimos cuenta de nuestro error cuando ya era tarde. Estábamos insultado al Presidente en medio de quienes se habían reunido para vivarlo, esos que le creían lo de la Revolución Productiva, los que deliraban pensando que era un nuevo Perón, los que estaban felices con ese patilludo que engañaba con tanta facilidad a quienes lo habían ungido presidente. Cuando nos escucharon insultar comenzaron a repudiarnos y a querernos callar, en nuestra inocente juventud quisimos hablar del ajuste, de los despedidos, de los excluidos para siempre. La respuesta fue dada en insultos primeros, luego en forcejeos y finalmente comenzaron con la agresión física. Nuestras largas cabelleras nos jugaron en contra porque  a varios compañeros los tomaron de los pelos. Un grandote de la UOCRA que tocaba el bombo me erro un manguerazo que me hubiera dejado KO; esquive unas trompadas, ayudé a zafar a mis compañeros y empezamos a irnos. Entonces nos empezaron a correr. Conmigo se las había agarrado el grandote del gremio de la construcción. Nos persiguieron tirándonos palos y puntapiés. Yo corrí por Sarmiento y doble en contramano por Tucumán y en la otra esquina doble a la izquierda por Avenida Roca y recién pare  frente al Bristol, casi llegando a las vías y me di vuelta. El tipo que me seguía había quedado en Roca y Tucumán con las manos en las rodillas, con la manguera en la mano derecha y de allá me hacía señas pero yo sabía que no me iba a seguir corriendo porque no me podía alcanzar. Me fui por las vías di unas vueltas y me encontré con un compañero, buscamos a los otros pero no los encontramos. Nos fuimos a la casa de adonde habíamos salido y de a poco fueron llegando todos, la mayoría golpeados, uno con un ojo  negro, otro había perdido el morral. Yo había salido ileso pero me dolía el alma. Nunca más hablamos del tema.

La historia que sigue es arto conocida. Menem, por lejos, fue el peor presidente democrático argentino. Dispuso la privatización de las empresas públicas que producían bienes y prestaban servicios; por ejemplo, las petroleras, las de suministro de gas, electricidad y telefonía, los ferrocarriles y el transporte aéreo, entre muchas otras. El argumento para privatizarlas era que estas empresas prestaban servicios deficientes y generaban déficit al Estado , gastos que no se podían afrontar; a eso sumale la desregulación de precios y salarios, la apertura de la importancia de bienes y del ingreso de capitales provenientes del exterior. Uno de los hits de ese nefasto gobierno fue el  Plan de Convertibilidad que redujo rápidamente la inflación heredada del gobierno de Alfonsín y por diez años el valor de la moneda argentina quedo equiparado al del dólar norteamericano. En ese entonces un peso podía cambiarse por un dólar lo que mejoro inicialmente el poder adquisitivo de los sectores altos y medios de la sociedad. Una parte de las inversiones extranjeras correspondió a empresas que modernizaron aspectos de la economía argentina, como en el caso de los medios de comunicación, la producción automotriz y la expansión de las computadoras personales.  El sector que más creció, como ocurría entonces en todo el mundo en el marco de la globalización, fue el terciario es decir comercio, finanzas y servicios.
La actividad industrial perdió importancia relativa, frente a la competencia de los productos importados. Muchas fábricas y talleres cerraron, lo que genero desocupación. Junto con las medidas económicas, el gobierno de Menem adopto políticas de flexibilidad laboral, es decir que modifico la reglamentación de los contratos de trabajo. En la administración pública se tomaron medidas de racionalización administrativa, lo que significó la reducción del personal en reparticiones estatales. El resultado de estas políticas fue mayor concentración del ingreso entre los sectores económicamente más altos, lo que hizo que aumentaran cada vez más la brecha entre los sectores ricos y más pobres de la sociedad argentina.

Con los años lo volví a ver al grandote de la UOCRA. Ahora devenido en puntero de otro fanático del achique estatal: Carlos Soria. Charlamos varias veces por cuestiones periodísticas. Siempre estuve a punto de decirle que era muy lento en los 200 mts. y que no tenía puntería con la manguera del bombo, pero bastante tenía pobre muchacho con haber sido menemista y ahora sorista. Incluso la última vez que fui a Roca me baje del colectivo y lo encontré. Está viejo y gordo. Estuve a punto de decirle que era un pelotudo, total, imagínate que si no me alcanzo hace 25 años ahora menos. Lo note vencido. Me hablo de los tiempos difíciles que se nos vienen como país, que Macri había ganado prometiendo la revolución de la alegría y que en realidad gobernaba mediante decretos, achicaba el Estado, echaba trabajadores y sumergía al país en una crisis inconmensurable en la política, la economía, la cultura y el mundo laboral.

Karl Marx en el inicio del “El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte” unas de sus obras más difundidas nos deja  una frase que ha quedado para la historia “…Hegel dice, en alguna parte, que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal se repiten, para decirlo de alguna manera, dos veces. Pero se olvidó de agregar: la primera, como tragedia, y la segunda, como farsa…” Si Karlitos. Aunque farsantes como Menem y Macri producen tragedias. Eso se le pasó a Hegel

Ahora los chinos que trajeron los Kirchner para reactivar la economía echaron más de 100 obreros. Dicen que serán 200 finalmente. El preventivo de crisis les permite despedirlos y pagarle solo el 50% de la indemnización. Tenemos otra vez un gobierno que, al arbitrar entre capital y trabajo, tuerce las chances a favor de los empresarios. Se vienen tiempos difíciles, tiene razón el gordo de la UOCRA como tambien teníamos razón nosotros en los 90, nada más que ahora nadie nos corre porque no hay para donde correr.

Todo esto que me golpeo en la cara me trajo tantos recuerdos. Sierra Grande, el abuelo trabajando allá, el cierre de HIPASAM, las corridas por el centro, el neoliberalismo ensañado con la minería patagónica y vos arrancando tu vida queriendo entender todo esto y sabiendo que los de las generaciones anteriores a vos, al final de la partida, no pudimos hacer nada igual que el padre de Ismael.

1 esrt

Anuncios

La grieta y vos


Un hombre de unos 35 años llega por primera vez al psicólogo. Luego de las presentaciones de rigor y los intercambios de datos filiatorios el paciente se recuesta en el sillón y dan comienzo a la sesión

  • Bien Ud. dirá
  • Mire tengo una duda que me carcome el alma y que no me deja dormir
  • Y con que la referencia?
  • Con mis pensamientos políticos
  • En qué sentido?

 

El paciente respira hondo mira el techo y larga su monologo “mire esto no es de ahora creo que me paso siempre. En realidad estoy seguro que me paso siempre, pero ahora es como que tengo más posibilidades de expresarme o más medios por donde hacer mi catarsis; pero creo que esto se ha vuelto en mi contra. Más leo y escucho a mis opositores políticos y más bronca me da. Acaso no se dan cuenta que son un montón de delincuentes, que hace años viven del Estado?  Si no trabajaron nunca. Siempre robaron para ellos y para sus amigos, trataron de eludir la Justicia o coimearla. Nada que ver con los nuestros. A ellos se los ha perseguido injustamente, les han inventado causas que después quedaron en la nada. Ahí está lo de Nisman. Porque lo mataron? Porque ya tenía los procesamientos, las escuchas, tenía todo listo para hacerlos saltar a todos. Y después salieron a embarrar la cancha. Mamita querida!!! Como usaron el tema. Pero claro otra no les quedaba si son desastrosos gobernando. Dígame Doctor una medida buena que hayan tomado, una obra que sea digna de mención? Nada cero. Acomodan a todos los parientes, les dan las licitaciones de servicios a los amigos, eximen de impuestos a los que les caen bien. Y ahí se termino su estadismo. En cambio los nuestros siempre están haciendo algo para beneficiar al pueblo, digan lo que digan, los empleados  que están ahí, laburan todos. No hay ñoquis, parecen muchos pero todos están haciendo algo y si hay alguna irregularidad somos los primeros en salir a ventilarla. Por eso está bien que al que no labura lo echen a la mierda. No tenemos porque mantener ñoquis y si los votaste y te echaron jodete. Eso pasa por estar del lado equivocado. Escúcheme es una vergüenza lo que se le pagaba a las consultoras y a los periodistas amigos, y para qué? Para que cuenten mentiras sobre lo que hacían, pero a mí no me engañan yo miro programas que dicen la verdad. Claro si a mí me pagaran una fortuna yo también saldría a defender lo indefendible y a atacar a los del otro lado y a inventar informes y a pagar notas para que hablen todo en contra. Perdóneme pero a veces me da tanta bronca que los mataría a todos. Como no se dan cuenta que los están usando y mientras ellos los defienden los otros se llenan de plata? pero hay que ser tonto  para no darse cuenta eh… y claro si miran un solo canal nada mas, el otro día casualmente veía un informe muy bien hecho sobre los negociados de estos tipos con las grandes empresas. Una vergüenza. Pero bueno para que los voy a matar? ya demasiado tienen con lo que votan. Después cuando todo sale al revés se hacen los boludos como que ellos no lo votaron. A veces hasta te dicen “uhh sabes que tenias razón” pero bueno que se jodan. Yo con ellos ni a tomar un café me siento. No ve lo diferentes que somos? No pensamos nada igual. Son negativos y anti todo. Y ojo eh, todo esto que le cuento de cómo son los dirigentes del otro lado es cierto. Fíjese las mansiones que tienen. No laburaron nunca y van tiro a tiro a Estados Unidos, a Miami y cuanta mierda. Pero bueno yo trato  de evitar los conflictos porque no me banco la gente fanática, que no es objetiva y que encima a las dos o tres palabras caen en la intolerancia y la falta de respeto porque además…

El Psicólogo lo interrumpe:

  • Disculpe…
  • Si Doctor…
  • Cuando arrancamos la charla Ud. me hablo de una duda que lo carcome por dentro y no lo deja dormir
  • Si Doctor
  • Cuál es esa duda?
  • No sé si soy macrista o kirchnerista

 

Marcelo Guerrero Roman

en colaboracion con Georgina Gallotti Talavera

12q212

 

 

MACRI Y LA NECESIDAD DE CONSTRUIR UN CONSENSO SOCIAL


0012595075

En general los primeros cien días de gobierno son los que signan la trayectoria que llevara cabo un gobernante durante su período. También estos cien días suelen ser una etapa en la cual se “perdona” todo al gobierno recién asumido para permitirle acomodarse y acomodar lo que le dejaron. Pero también esta etapa, y las primeras medidas que se toman establecen dimensiones consensuales con los grupos económicos y con los sectores de la sociedad que reciben los beneficios de las primeras medidas. Estos beneficiados actuaran a modo de trincheras en la defensa del nuevo gobierno y al mismo tiempo dotaran de fortaleza social y/o económica a la gestión. Algunos gobiernos que llegan al poder político con escasa legitimidad popular se apropian de y motorizan viejos reclamos de grupos sociales. La muestra mas cercana de esto ha sido el kirchnerismo, por ejemplo con la ley de matrimonio igualitario y la ley de medios. Además otras medidas también fueron tendientes a modelar esta dimensión  consensual como por ejemplo la Asignación Universal por Hijo, las pensiones para madres de 7 hijos, la defensa de los Derechos Humanos o los cambios en el Sistema Jubilatorio. Este consenso social permitió que algunas medidas antipopulares e incluso actividades nocivas para la salud como los agronegocios, la megamineria y las actividades extractivas de hidrocarburos quedaran solapadas por el fervor social que provocaban las políticas sociales del Kirchnerismo. De esta manera a la par de conseguir consenso se lograba un equilibrio entre capital y trabajo, no en términos de ganancia sino de expectativas, por el lado de los trabajadores y de rentabilidad por el lado de las empresas. Sin embargo un coctel poderosísimo, que sería material de análisis para otros escritos, fracturó ese consenso y el bloque histórico de poder que durante 12 años gobernó el país perdió las elecciones y dio paso a un nuevo grupo en el poder político.

El nuevo gobierno encabezado por el electo presidente Mauricio Macri esta transitando ese periodo de 100 días. Tampoco llego con un gran respaldo popular si tomamos en cuenta que sus votos verdaderamente propios fueron aquel 24% que obtuvo en las primarias de agosto, donde la Agrupación Cambiemos, a la que pertenece el ahora presidente, obtuvo nada mas que un 30%. De allí salto a un 34% en la Primera vuelta, para terminar obteniendo la Primera Magistratura de la Nación con un 51, 4%. Hay que valorar que hace 24% inicial se sumaron las adhesiones de los que fueron quedando atrás en las PASO, los que votaron al “menos malo”, los que tenían la expectativa de un cambio y su candidato inicial no reunía los votos necesarios y los que votaron para que no siga el Kirchnerismo. Por lo tanto mantener ese 27% agregado debería ser el primer objetivo del macrismo y tratar de conquistar el mayor porcentaje posible dentro del 49% restante.

Sin embargo las primeras medidas adoptadas por el nuevo gobierno benefician solo a pequeños grupos económicos como sucedió por ejemplo con la baja y eliminación, según los casos, de retenciones a la exportación de productos agrarios e industriales. Además de esto, la llamada unificación del típico de cambio, significó una devaluación del peso respecto del dólar en términos del 40%. Podemos agregar el levantamiento del cepo al dólar, la re apertura de las negociaciones con los fondos buitres, la “revisión” de los contratos de trabajadores estatales, mas los despidos a partir de esto, la represión sufrida por trabajadores , el intento de creación de un protocolo para evitar las protestas sociales y el rechazo de la opinión pública ante la conformación del gabinete nacional y el nombramiento en comisión de jueces para la Corte Suprema pasando por encima del Congreso, todo o en menos de diez días. Como si fuera poco no se hizo muchos favores al tomar muchas de estas medidas mediante Decretos de Necesidad y Urgencia y el nuevo año trajo como corolario los desaciertos en la persecución de tres prófugos, vinculados al Triple Crimen con actos torpes y anuncios a las apuradas para contener la presión social.

Lejos quedaron ya las promesas de Pobreza Cero (no se ha tomado ninguna medida al respecto) la baja de los índices de inflación (la inflación creció casi un 10 % desde su asunción) y la búsqueda de diálogo y consenso, mas el respeto a la pluralidad de voces (represión, decretos, fin de la ley de medios)

Así las cosas, muchos de quienes votaron la coalición comienzan a mostrar su descontento, el mismo Jorge Fontevecchia le dedicó un artículo muy ilustrativo titulado Envidia a Macri e incluso algunos de los socios políticos realizan criticas, ya no tan veladas, a muchas de las medidas. Será tarea de Macri y su circulo cercano diseñar políticas y acuerdos para obtener el consenso necesario que sustente su gobernabilidad. Por ahora solamente aquellos que han quedado resentidos, de alguna manera, con el kirchnerismo o los pocos beneficiados con las primeras medidas apoyan a pie firme los primeros pasos dados por la gestión. Marzo será en este sentido un mes clave para las definiciones a futuro del gobierno. Si se produce el esperado, y potente, aumento de tarifas, si la inflación no se detiene, si se mantienen los indicadores de pobreza y desocupación es probable que el inicial fervor popular que siguió a las elecciones de noviembre vaya trastocándose en malestar. Muchas personas aún mantienen la esperanza de cambios positivos, de mejoras en la calidad de vida, de medidas que impacten favorablemente pero como en toda sociedad capitalista los humores sociales dependen pura y exclusivamente del bolsillo por lo que si estos se encuentran cada vez más escuálidos el descontento social será  irán socavando las bases de la gobernabilidad macrista.

Marcelo Guerrero Roman

Colaboró con este artículo Georgina Gallotti Talavera

 

Me lo dijo Hesayne


 

La Patria gime                                                                                                       Nuestra Patria Argentina

necesitando quien la ayude                                                                                           ESPERA

a re-nacer a un mundo                                                                                                que los cristianos argentinos

de Verdad- justicia-                                                                                                   salgan de la indiferencia ante

libertad-amor solidario.                                                                                               las situaciones sociales-políticas

Gime esperando la liberación real…                                                                      y se “pongan” a ser levadura evangélica

Gime y Espera.                                                                                                   sembrando en la familia y el trabajo,

Espera participar de la liberación                                                                                       en la cultura y el deporte,

que fue anunciada a los Pastores                                                                                      en las leyes y en la política,

por los Ángeles la Noche de Belén…                                                                                    y en el cotidiano vivir…

 

                   …la VERDAD y la JUSTICIA, la LIBERTAD y el AMOR, la PAZ reinen en este momento

 

 

Crisis de legitimidad del sistema politico


De cada 10 habitantes de nuestro pais 8 estan habilitados para votar . De esos 8 solo concurren a votar 6  de los cuales 3 eligen al candidato mayoritario. De esos 3, dos deciden  su voto por un interes coyuntural, del tipo que sea, y uno lo hace convencido de que tal o cual politico es la mejor opcion. Es decir que de cada 10 personas,  solo una esta en un todo de acuerdo con el candidato electo. De los otros 9, dos pueden cambiar su voto o su adhesion de acuerdo a su interes coyuntural, 3 eligen otras opciones electorales, 2 no muestran interes por cumplir con su obligacion civica y otros 2 estan impedidos de ejercer derecho a voto por diferentes motivos.

Ahi va Mirtha con gorro bandera y vincha a llenar la Plaza de Mayo o la zona del Obelisco (una plaza llena significa aproximadamente el 1% de la poblacion) para festejar el triunfo del partido por el cual su papa y su abuelo fueron perseguidos. Cerca de ella va el Alexis, al que le dieron un chori y una coca para ir al festejo. En su mansion de un barrio privado Adrian brinda con champan por la continuidad de sus contratos con el Estado. En sus casas, Maria Elena y Gabriel, se indignan viendo por tele los festejos de Mirtha y Alexis mientras lo tratan de ignorantes y los acusan de vender sus votos y sus almas. En otra mansion Alejandra mitiga su rabia tomandose un Lexotanil mientras putea porque los contratos mas importantes se los van a seguir dando a Adrian mientras que  a su marido le seguira quedando la porcion mas chica de la torta. Desde Buenos Aires, donde esta estudiando; Brenda se comunicara con sus parientes de Rio Negro para averiguar quien gano en el pueblo y si cambiaron al intendente que hace 20 años que esta. Carlos se enterara de los resultados de los comicios regresando a su casa tras un fin de semana de pesca que le permitio zafar de ser autoridad de mesa.  Agustin frente a la tele se preguntara cuando tendra la edad para votar mientras Rodolfo en su living comentara que, por suerte , el ya no tiene obligacion de pasar por el cuarto oscuro porque los politicos son todos una mierda.

Muchos se preguntan como pueden ser que sigan ganando los mismos politicos si todo el mundo esta en contra, si nadie acuerda con sus politicas, si todos estan disconformes.  En general la credibilidad de la clase politica esta en sus valores historicos mas bajos. Las acusaciones cruzadas de fraude, las irregularidades en las contrataciones, los acomodos en puestos claves, las casas y autos suntuosos, la facilidad con la que cambian de camiseta, la falta de interes en los temas importantes para la ciudadania, la falta de presencia  en momentos criticos, tragedias o catastrofes, la inflacion, los sueldos siderales, la corrupcion, los mercenarios que desde su tribuna mediatica defienden al mejor postor son algunos de los temas por los que la gente se aleja cada vez mas de la clase politica. Pero a su vez este alejamiento redunda en falta de participacion civica, apatia, inutilizacion de mecanismos de control, descreimiento en las instituciones, lo cual termina generando un circulo vicioso que hace que siempre sean los mismos los que participan y son elegidos, los mismos los que eligen y deciden y que tambien pertenezcan siempre al mismo grupo los que se enojan y dejan la democracia librada a la decision de unos pocos.

De acuerdo a nuestra hipotesis, un relato posible de nuestra realidad politica es que solo uno de cada 10 personas o en tal caso 3 deciden nuestros destinos politicos y a quienes nos gobiernan por cuatros años. Por supuesto que como todo relato, este, tiene su parte de ficcion. Como la democracia que tambien es una ficcion.

Marcelo Guerrero Roman

marce_lamarque@hotmail.com

 

NISMAN: LA UNICA VERDAD ES EL MUERTO


La muerte de Nisman ha provocado una gran conmoción en toda la sociedad argentina, aun, entre aquellos que el sábado pasado no sabían quién era este fiscal, ni a que se dedicaba ni cual era la causa principal que investigaba. De ese desconocimiento se valen oposición y gobierno para capitalizar el hecho, la noticia, el minuto a minuto y tratar de llevar agua para sus desvencijados molinos de credibilidad (ambos).

En realidad me da la sensación que en este, y otros casos, casi todos los mortales de esta Republica tocamos de oído lo cual nos ponen en la situación comoda de creer en cualquier cosa que nos cuenten los que consideramos amigos, ya sean periodistas, analistas o políticos a los que seguimos por cierta empatía intelectual o ideologica y , por el contrario, no creer nada de los otros, ídem anterior, los de la vereda de enfrente .

Para situarnos un poco en la coyuntura política vernácula podemos decir que el bloque histórico dominante de nuestro pais, en términos de Gramsci, tiene una fractura vertical irreversible que proviene del principal interés de la clase dominante en cualquier democracia planetaria; es decir detentar el poder político para preservar el interés económico y garantizar para sí y para sus integrantes  la mayor tasa de beneficios posible. Sucede que, en la particular Historia Argentina desde la emancipación económica de España, mal llamada Revolución de Mayo, en adelante siempre la clase dominante estuvo dividida en dos. Morenistas y saavedristas, unitarios y federales, conservadores y radicales, peronismo y anti peronismo etc.; pero no eran estos equipos de futbol ni bandas de rock,a pesar de las populosas hinchadas que supieron conseguir,  sino dueños de los medios de producción luchando por maximizar beneficios para su sector, sea este agropecuario, industrial, exportador, financiero o lo que tocara de acuerdo al momento internacional que propiciara las inclinaciones hacia tal o cual negocio.

El resto? Chamuyo para la gilada: la nación, la argentinidad, los cipayos, los cabecitas negras, nacional y popular, la patria es el otro: todos lindos cuentitos para crear consenso, hacer amigos-fans que sigan votando y, al mismo tiempo, identificar enemigos del otro lado de la grieta. O sea buscar garantía para su bolsillo y tratar que el grupo de pertenencia se lleve la porción de torta más grande en detrimento del otro gran comensal y ponerle un poco de chantilly a las migajas que van a parar a las clases subalternas para que den la ilusión de ser un pedazo de torta.

Nisman cayó en la grieta. Al fiscal lo mato una bala disparada por esta lucha de 200 años; el título de un Clarín de izquierda seria “La hegemonía se cobró una nueva víctima propia”. Claro porque el propio Nisman representaba intereses corporativos, en este caso judeo-angloamericanos, y debía defender, con la fachada del atentado de la AMIA, esos intereses en oposición a la dispersión de negocios y la búsqueda de nuevos socios-aliados por parte del Gobierno, empeñado en ir a buscar rentabilidad a otro lado de la grieta, mas precisamente con enemigos económicos a muerte de la mencionada corporacion.

Fue su empeño en la empresa encomendada, en un principio por el propio Nestor Kirchner, lo que  lo puso en la situación terminal que todos conocemos. Ahora, ocurrido el hecho, desde ambos lados del bloque se trata de generalizar un relato, mediante sus intelectuales organicos (otra vez Gramsci), que les permita capitalizar el hecho pero cuidándose de decir la verdad y poniendo a la ciudadanía de frente a un nuevo Boca-River, en este caso, Asesinato versus Suicidio.

De la puja de intereses económicos, de los negociados en los que unos ganan plata y otros pierden nadie dirá nada, visto que la clase dominante no mensura ningún topico, ni siquiera las atrocidades de Irán, como bueno o malo sino como rentable o no rentable, beneficioso o perjudicial económicamente, pero maquillan los hechos para hacernos pelear a unos contra otros y tan solo para que prestemos el  consenso necesario que les permita continuar con su círculo virtuoso.

Cuando éramos chicos, acá en el barrio, había dos vecinos que cambiaban de auto 0 km para todas las Navidades y nosotros con mi hermano nos peleábamos con los demás chicos del barrio por cuál era el más lindo y para que nos dejaran alguna vez, aunque sea, lavarlos. Después en enero las dos familias se iban de vacaciones a Las Grutas y nosotros quedábamos comiendo mierda.

Todas las muertes son lamentables, las que no suceden por causas naturales son más dolorosas, las que pasan en un momento de plenitud del occiso te dejen pensando acerca de la fatalidad y la insoportable levedad del ser. Pero cuando como en este caso un tipo esta ante el día más importante de su carrera, ante la coronación de su esfuerzo físico e intelectual, se hace muy difícil creer en un suicidio común y corriente (uno no imagina a Bilardo o a Maradona pegándose un tiro el 28 de junio de 1986 un día antes de la final con Alemania).

La verdad tengo la sensación que cada cosa que me dicen solo obedece a un interés sectorial, nadie dice la verdad. Nisman es un vehículo para destruir al otro, para beneficiarse económicamente, para no perder rentabilidad. Solo a esa pobre madre y a esa pobre hija les interesa humanamente la muerte del fiscal, fuera de eso la única verdad es el muerto.

Marcelo Guerrero

descarga nisman

Inundaciones que desnudan gobernantes- Jorge Ceballos


Si me hubiesen preguntado qué lugar de la provincia de Buenos Aires podía sufrir la pérdida de más de medio centenar de vidas como consecuencia de una inundación, muy pocas eran las probabilidades de que respondiese La Plata. Conocedor del conurbano y, en menor medida, de la capital provincial, seguramente hubiese asociado las posibilidades de víctimas fatales a otros municipios con otra composición social, mayores niveles de pobreza y mucha menos infraestructura. Sin dudas hubiesen pesado más en mi consideración estos aspectos que el fenómeno metereológico.

Hago este juego reflexivo para ser sincero y lo más objetivo posible para analizar la tragedia platense. Digo entonces que ante fenómenos naturales como el ocurrido es inevitable que la ciudad se inunde.

En este caso la inundación no respetó clases sociales: la sufrieron la media alta, la media media y los sectores más humildes.

Los cuestionamientos empiezan cuando se analiza la preparación de las distintas instancias gubernamentales (nación, provincia y municipio) para dar respuestas en la etapa previa, durante e inmediatamente después de ocurrido el hecho. Y aquí, las falencias asoman desde lo básico en todos los niveles, y lo digo con conocimiento por haber sido director nacional de asistencia comunitaria del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación desde mediados de 2004 hasta 2006. De esa cartera dependía una dirección de línea abocada a la Emergencia.

No existe un plan, una estrategia, ni siquiera una mínima coordinación interministerial, y menos con las fuerzas de seguridad y defensa civil. Todo se asienta en una concepción emparentada con el clientelismo: reservas de chapas, colchones, frazadas y nylon (siempre y cuando no se caiga alguna licitación por la burocracia estatal y suceda que ni siquiera esos elementos estén almacenados). La inundación en el casco céntrico de La Plata y barrios acomodados puso en evidencia la estrechez de esa concepción. Es un insulto llevarle chapas y nylon para refugio a esos sectores. No vale la pena perder el tiempo analizando el plan y el equipo del gobernador Daniel Scioli para esta situación, porque es evidente que su preocupación pasa por los megafestivales. Él es un tipo optimista, ¿por qué pensar que pueden ocurrir estas cosas?

En La Plata falló todo: la prevención para alertar a los vecinos y tomar medidas como evacuar o poner a resguardo a los adultos mayores (sin dejarlos solos), la limpieza de los desagües y sumideros, el manejo fino del sistema eléctrico para decidir cuándo y en qué zonas cortarlo (una de las principales causa de muerte en estos caso es la electrocución), el tráfico, sobre todo el de colectivos de larga distancia y unidades de gran porte, que agravan la situación, y una larga lista de etcéteras. Podríamos decir que falló también el operativo para actuar ya sobre la situación misma, pero según la unanimidad de opiniones recogidas no podemos decir que falló porque nunca existió tal operativo: los vecinos estuvieron abandonados del socorro estatal toda la noche, a la deriva, lo que provocó innúmeras muertes dada la anarquía y el desconocimiento lógico de quienes no están preparados para afrontar tamaña inclemencia.

Falló también el sistema, una vez cesada la lluvia y avanzado el día. Evidentemente no había una distribución de los recursos humanos civiles planificada y las fuerzas de seguridad no tenían una conducción coordinada por el sector político. Hasta el clientelismo falló; en los barrios humildes había pasado día y medio y no había colchones ni lavandina entre otras cosas en las cantidades requeridas. La preocupación era mostrar actividad para los medios que tapase la ausencia del país de la ministra Alicia Kirchner y el intendente Pablo Bruera. No hay nada reprochable en el hecho de que vacacionaran o participaran de algún evento en el exterior. Lo grave fue la ineficiencia de sus equipos y lo inmoral de truchar una foto para hacerlo aparecer en un barrio cuando aún no había regresado. Esta conducta le quita toda credibilidad y muestra la miserabilidad en el ejercicio de la política.

No todo fue tristeza en estos días: quiero destacar la conducta humana de muchos ciudadanos, los actos heroicos de tantos que en el anonimato, se jugaban la vida para salvar a su familia, al vecino/a o a un amigo/a y sus mascotas. Los platenses sólo se sintieron abrigados por la inmensa solidaridad de sus propios vecinos, de estudiantes, de organizaciones sociales o parroquiales que donaban u organizaban las donaciones para distribuirlas entre los que las necesitaban.

Recuerdo una conversación con un dirigente del PJ de La Matanza. Le comenté mi preocupación por un caso puntual del distrito que podía desencadenar una tragedia y él, risueñamente, me contestó: “yo siempre digo que Dios es peronista pero además vive en La Matanza”. En manos de estos personajes estamos.