Hijo te voy a contar


Todavía me acuerdo de la cara de la rata cuando escucho que lo insultábamos. Había llegado recién a la Municipalidad de Roca en un inmenso colectivo por calle Sarmiento, con una gran comitiva entre los que se podía ver al Embajador de Italia. Cuando estaba por bajar lo vimos y empezamos a insultarlo; estábamos cerca, en la vereda del Colegio María Auxiliadora, a menos de 15 metros. Su cara mostraba estupor y algo parecido al pánico. Años después comprendí que en realidad era cinismo.

Hace un par de días al leer uno de los diarios regionales me golpeó en la cara uno de los títulos de tapa. Se trataba del despido de 102 obreros que trabajaban en una empresa minera de origen chino ubicada en  Sierra Grande. Se me vinieron a la memoria un montón de imágenes, un montón de historias. Se me juntaron un montón de emociones y mientras pensaba en la letra de Ismael Serrano “Papa cuéntame otra vez” decidí contarte esto que nunca te conté hijo mío.

No sé si sabias Santi pero el hierro en Sierra Grande fue descubierto en 1944 sin embargo no fue hasta 1969, con la creación de la empresa estatal  HIPASAM, que comenzó la explotación de la que , en su momento, fue considerada la mina de hierro más importante de Latinoamérica. En esa época trabajo tu abuelo Rodolfo, el Chueco mayor, pero en otra empresa que se llamaba HOCHTIEF y que realizo tareas de infraestructura  en la bocamina. Mi papá , tu abuelo,  llegó a Sierra Grande en el 73 y se  llevó con él a un puñado de lamarqueños que aun, hoy en día, suelo encontrar y siempre me dicen con los ojos brillosos “el Chueco me llevo a trabajar a Sierra, que lindas épocas”. Por ese entonces, cuando él  llegó, se produjo una huelga de características inesperadas para la época y que fuera el antecedente eficiente de otra gran huelga que un par de años después iba a marcar un inusitado antecedente histórico del cual se ha hablado poco. Pero en noviembre de 1973, con Rodolfo recién llegado, primero la UOCRA, el gremio de trabajadores de la construcción y más tarde AOMA, gremio de los mineros desataron una huelga en la cual iban a enfrentarse intereses que luego serian determinantes en el curso político de nuestro país. La izquierda sindical cercana a Montoneros versus la derecha sindical con orden de disciplinamiento obrero, cercana a Perón. Fueron unos cuantos días de tensiones, corridas, amenazas, petitorios y acuerdos trasgredidos. Tu abuelo recuerda como en esos primeros sucesos entre los puntos que reclamaba la UOCRA se pedía por  la reincorporación de un compañero suyo  de apellido Ruiz que se había caído al mar con un tractor y por eso había sido echado. Pero la huelga del 1975, la que vino después,  fue otra cosa; allí se dio la primer acción antisubversiva por parte del Ejercito, amparada por los cuatro decretos dictados por el Poder Ejecutivo de la República Argentina, durante ese mismo año,  y que fueron redactados durante el gobierno constitucional peronista con el fin de “neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos”  . Papá recuerda la gran agitación del momento y los dimes y diretes vividos en tiempo real sin la necesidad de la inmediatez mediática de nuestros tiempos; incluso hace poco me contaba que todavía está presente en su mente esos momentos en  que , afuera de la oficina donde él trabajaba, había francotiradores del Ejercito y cada día y a cualquier hora había que mostrar las identificaciones y que los mandos militares tomaban cualquier dependencia para usarla de acuerdo a sus fines. Nadie lo noto en ese momento pero empezaba a gestarse el golpe de Estado de 1976 que trajo la Dictadura más vil y sangrienta de nuestra historia y que además fuera, en materia económica, el conejillo de indias para la aplicación de medidas neoliberales.

También yo guardo cosas inolvidables en mi retina y en mi memoria;  las fotos de la huelga  que tu abuelo tomó con una maquina Kodak, cuya manipulación fue mi primer acercamiento a la tecnología, los viajes a Sierra Grande adonde se trasladaba toda la familia en vacaciones y con tu abuela y tus tíos podíamos pasar unos días con el jefe de familia que por cuestiones de la desocupación friccional debía pasar mucho tiempo fuera de casa y de la familia, años después supe en términos técnicos porque veía a mi papa solo cada 15 días, y aunque en esa época yo contaba con pocos años hay cosas que jamás olvidaré: la primera vez que vi una pizza en caja, cierto episodio doloroso con el cierre de un pantalón beige y la noticia de que los Reyes eran los padres, cuestión que me entere cuando apenas tenía 4 años.

Debo contarte que en 1991 el gobierno nacional de turno, a cargo del presidente Menem, decidió mediante un Decreto Presidencial cerrar HIPASAM, Hierro Patagónico , la empresa minera de Sierra Grande  siguiendo las pautas dictadas por el entonces de moda Consenso de Washington,   un listado de políticas económicas consideradas durante los años 90 por los organismos financieros internacionales y centros económicos, con sede en Washington D.C y destinadas a “corregir” las deficiencias económicas de los países tercermundistas azotados por las crisis inflacionarias y de la deuda externa. Esta receta  impactó negativamente en toda Latinoamérica barriendo con las pocas “instituciones” que quedaban del Estado de Bienestar y oprimiendo y excluyendo a millones de personas. Estas medidas de neto corte neoliberal propugnaban, entre otras cosas, un Estado mínimo y dieron ocasión al robo más grande de la historia de nuestro Estado Nacional que fue la privatización de empresas estatales negociadas a precio vil con grupos trasnacionales y operadores criollos de vieja estirpe y otros surgidos al poder económico en épocas de la dictadura con los negociados de la llamada “Patria Contratista”. En ese contexto desapareció HIPASAM y Sierra Grande se convirtió en un pueblo fantasma.

Y acá viene lo que te quiero contar Santiago, perdón si me fui un poco por las ramas; y tiene que ver con esa época de principio de los 90  cuando Menem decretó la intervención de la empresa y el cese de su producción. La ausencia de actividad y de pagos por parte de HIPASAM tuvo un fuerte impacto en Sierra Grande. Los trabajadores realizaban protestas a la vera de la ruta 3, marchaban al Congreso Nacional y se reunían con cuanto político tenían a a mano. Fue por entonces que el entonces presidente llegó a la ciudad de General Roca, acompañado del Embajador de Italia, para inaugurar unas cuadras de asfalto en Stefenelli. Por entonces yo militaba en una agrupación política en la universidad y a nuestra manera combatíamos ese gobierno que había ganado prometiendo revolución productiva y salariazo y en realidad gobernaba mediante decretos, achicaba el Estado, echaba trabajadores y sumergía al país en una crisis inconmensurable en la política, la economía, la cultura y el mundo laboral, de la cual aun hoy no podemos salir.

Cuando nos enteramos que venía Menem nos organizamos con algunos compañeros para ir a repudiarlo; sabíamos además que un grupo de obreros de HIPASAM iba a venir a acampar a la plaza que esta frente a la Municipalidad para que el presidente los atienda y les solucione de alguna manera su problema por lo que la posibilidad de expresar nuestra solidaridad con esa gente también nos motivaba; así que nos reunimos en la casa de un compañero y  fuimos temprano para el centro; era fines del invierno y estaba fresco. Los muchachos de la UOCRA regional y los obreros de HIPASAM estaban en la plaza que esta  frente a la Muni y también a la Iglesia. Algunos tocaban el redoblante, otros se calentaban en unos fuegos improvisados en tachos de 200 litros. Quisimos acercarnos a saludar pero la gente de la UOCRA local no nos dejo con el pretexto de que querían estar solos para que no se contamine el reclamo. Cuando faltaban unos minutos para que llegue Menem nos llego la noticia. Los obreros de HIPASAM levantaban el acampe y no iban a hacer ningún tipo de manifestación  porque el presidente, a través de uno de sus funcionarios, les había prometido una posible reactivación del complejo minero. No lo podíamos creer, nos cayó muy mal la información. Sabíamos que era otra mentira de Menem, un invento más, en este caso, para que no lo molesten en su llegada a General Roca. Algunos de nuestros compañeros indignados se fueron a sus casas. Nosotros nos quedamos, 5 o 6,  y nos apostamos mezclados entre la gente que había ido a esperar al presidente. Casi a las 10 de la mañana finalmente llego la comitiva, encabezada por ese riojano detestable que había llegado al poder mintiéndole a la gente y nos estaba sumiendo una cruel miseria. Solté toda mi indignación en improperios. Lo putee como nunca lo había hecho antes en mi vidacon nada ni nadie, mis compañeros también. Todavía me acuerdo de la cara de la rata cuando escucho que lo insultábamos. Había llegado recién a la Municipalidad de Roca en un inmenso colectivo  por calle Sarmiento, con una gran comitiva entre los que se podía ver al Embajador de Italia. Cuando estaba por bajar lo vimos y empezamos a insultarlo; estábamos cerca, en la vereda del Colegio María Auxiliadora, a menos de 15 metros. Su cara mostraba estupor y algo parecido al pánico. Años después comprendí que en realidad era cinismo.

Nos dimos cuenta de nuestro error cuando ya era tarde. Estábamos insultado al Presidente en medio de quienes se habían reunido para vivarlo, esos que le creían lo de la Revolución Productiva, los que deliraban pensando que era un nuevo Perón, los que estaban felices con ese patilludo que engañaba con tanta facilidad a quienes lo habían ungido presidente. Cuando nos escucharon insultar comenzaron a repudiarnos y a querernos callar, en nuestra inocente juventud quisimos hablar del ajuste, de los despedidos, de los excluidos para siempre. La respuesta fue dada en insultos primeros, luego en forcejeos y finalmente comenzaron con la agresión física. Nuestras largas cabelleras nos jugaron en contra porque  a varios compañeros los tomaron de los pelos. Un grandote de la UOCRA que tocaba el bombo me erro un manguerazo que me hubiera dejado KO; esquive unas trompadas, ayudé a zafar a mis compañeros y empezamos a irnos. Entonces nos empezaron a correr. Conmigo se las había agarrado el grandote del gremio de la construcción. Nos persiguieron tirándonos palos y puntapiés. Yo corrí por Sarmiento y doble en contramano por Tucumán y en la otra esquina doble a la izquierda por Avenida Roca y recién pare  frente al Bristol, casi llegando a las vías y me di vuelta. El tipo que me seguía había quedado en Roca y Tucumán con las manos en las rodillas, con la manguera en la mano derecha y de allá me hacía señas pero yo sabía que no me iba a seguir corriendo porque no me podía alcanzar. Me fui por las vías di unas vueltas y me encontré con un compañero, buscamos a los otros pero no los encontramos. Nos fuimos a la casa de adonde habíamos salido y de a poco fueron llegando todos, la mayoría golpeados, uno con un ojo  negro, otro había perdido el morral. Yo había salido ileso pero me dolía el alma. Nunca más hablamos del tema.

La historia que sigue es arto conocida. Menem, por lejos, fue el peor presidente democrático argentino. Dispuso la privatización de las empresas públicas que producían bienes y prestaban servicios; por ejemplo, las petroleras, las de suministro de gas, electricidad y telefonía, los ferrocarriles y el transporte aéreo, entre muchas otras. El argumento para privatizarlas era que estas empresas prestaban servicios deficientes y generaban déficit al Estado , gastos que no se podían afrontar; a eso sumale la desregulación de precios y salarios, la apertura de la importancia de bienes y del ingreso de capitales provenientes del exterior. Uno de los hits de ese nefasto gobierno fue el  Plan de Convertibilidad que redujo rápidamente la inflación heredada del gobierno de Alfonsín y por diez años el valor de la moneda argentina quedo equiparado al del dólar norteamericano. En ese entonces un peso podía cambiarse por un dólar lo que mejoro inicialmente el poder adquisitivo de los sectores altos y medios de la sociedad. Una parte de las inversiones extranjeras correspondió a empresas que modernizaron aspectos de la economía argentina, como en el caso de los medios de comunicación, la producción automotriz y la expansión de las computadoras personales.  El sector que más creció, como ocurría entonces en todo el mundo en el marco de la globalización, fue el terciario es decir comercio, finanzas y servicios.
La actividad industrial perdió importancia relativa, frente a la competencia de los productos importados. Muchas fábricas y talleres cerraron, lo que genero desocupación. Junto con las medidas económicas, el gobierno de Menem adopto políticas de flexibilidad laboral, es decir que modifico la reglamentación de los contratos de trabajo. En la administración pública se tomaron medidas de racionalización administrativa, lo que significó la reducción del personal en reparticiones estatales. El resultado de estas políticas fue mayor concentración del ingreso entre los sectores económicamente más altos, lo que hizo que aumentaran cada vez más la brecha entre los sectores ricos y más pobres de la sociedad argentina.

Con los años lo volví a ver al grandote de la UOCRA. Ahora devenido en puntero de otro fanático del achique estatal: Carlos Soria. Charlamos varias veces por cuestiones periodísticas. Siempre estuve a punto de decirle que era muy lento en los 200 mts. y que no tenía puntería con la manguera del bombo, pero bastante tenía pobre muchacho con haber sido menemista y ahora sorista. Incluso la última vez que fui a Roca me baje del colectivo y lo encontré. Está viejo y gordo. Estuve a punto de decirle que era un pelotudo, total, imagínate que si no me alcanzo hace 25 años ahora menos. Lo note vencido. Me hablo de los tiempos difíciles que se nos vienen como país, que Macri había ganado prometiendo la revolución de la alegría y que en realidad gobernaba mediante decretos, achicaba el Estado, echaba trabajadores y sumergía al país en una crisis inconmensurable en la política, la economía, la cultura y el mundo laboral.

Karl Marx en el inicio del “El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte” unas de sus obras más difundidas nos deja  una frase que ha quedado para la historia “…Hegel dice, en alguna parte, que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal se repiten, para decirlo de alguna manera, dos veces. Pero se olvidó de agregar: la primera, como tragedia, y la segunda, como farsa…” Si Karlitos. Aunque farsantes como Menem y Macri producen tragedias. Eso se le pasó a Hegel

Ahora los chinos que trajeron los Kirchner para reactivar la economía echaron más de 100 obreros. Dicen que serán 200 finalmente. El preventivo de crisis les permite despedirlos y pagarle solo el 50% de la indemnización. Tenemos otra vez un gobierno que, al arbitrar entre capital y trabajo, tuerce las chances a favor de los empresarios. Se vienen tiempos difíciles, tiene razón el gordo de la UOCRA como tambien teníamos razón nosotros en los 90, nada más que ahora nadie nos corre porque no hay para donde correr.

Todo esto que me golpeo en la cara me trajo tantos recuerdos. Sierra Grande, el abuelo trabajando allá, el cierre de HIPASAM, las corridas por el centro, el neoliberalismo ensañado con la minería patagónica y vos arrancando tu vida queriendo entender todo esto y sabiendo que los de las generaciones anteriores a vos, al final de la partida, no pudimos hacer nada igual que el padre de Ismael.

1 esrt

Estado compensador y nuevos extractivismos ( a proposito de Veladero)

Estado  compensador  y nuevos  extractivismos ( a proposito de Veladero)

Sin duda América del Sur, gobernada mayoritariamente por partidos y movimientos que se autodefinen como progresistas, ha logrado varios avances en los últimos años, en general centrados en la reducción de la pobreza y el regreso de un Estado más activo. Sin embargo, parte de los buenos desempeños van en paralelo a la consolidación de un modelo sostenido en la explotación de la naturaleza –desde el gas hasta la soja, pasando por una diversidad de productos de la minería– y la consolidación de lógicas y prácticas extractivistas. El artículo analiza las potencialidades y los límites de los nuevos «Estados compensadores»,
la diferencia entre viejos y nuevos extractivismos y los crecientes conflictos socioambientales.
Estado compensador y nuevos extractivismos
Se sigan esas u otras caracterizaciones, lo cierto es que han ocurrido cambios sustanciales en el Estado a lo largo de estos años. En la actualidad, en el caso de América del Sur, el Estado está enmarcado en circunstancias no solo novedosas sino también muy particulares. En forma resumida, en la mayor parte de los países sudamericanos, el Estado está en manos de agrupamientos
político-partidarios que se definen como progresistas o de la nueva izquierda y que navegan en una globalización turbulenta; y si bien varios países industrializados están sumidos en una grave crisis económico-financiera, el alto precio de las materias primas y el consumo asiático siguen alimentando una buena performance económica de la región.
En estas condiciones, están en marcha reformulaciones en las estrategias de desarrollo y, paralelamente, también está cambiando la conformación del Estado sudamericano. En este artículo se señala en primer lugar el papel clave desempeñado por el extractivismo exportador en las actuales e inusuales circunstancias globales. Seguidamente, se resumen los ajustes en las estrategias de desarrollo bajo la peculiar vocación de la izquierda progresista sudamericana, lo que desemboca en la configuración de lo que denominamos «Estado compensador». En esta nueva conformación hay una particular ecología política del desarrollo y el Estado, que expresa de nuevos modos los viejos mitos acerca de las enormes riquezas naturales que deben alimentar el crecimiento económico sudamericano.
■ Espectadores locales, crisis lejanas
Los países de América del Sur aparecen por momentos alejados de los problemas de la crisis global, que se mantendría anclada en las grandes economías industrializadas. En el Sur, casi todos los indicadores señalan buenas performances económicas, en especial las exportadoras. Así, los gobiernos sudamericanos, tanto en el pasado episodio agudo de la crisis de 2008 como en el actual, insisten en que sus economías estarían «blindadas» o «desacopladas» de lo que sucede en el Norte. En los casos en que se aceptan posibles efectos de una crisis global, los gobiernos pasan a señalar que las repercusiones serán limitadas, o que sus países se recuperarán mucho antes que otras naciones. De esta manera se adopta una postura de espectadores de una crisis que se concibe como distante.
Por el momento, las naciones sudamericanas muestran efectivamente buenos indicadores. El crecimiento económico se logró en todos los países en 2010 y 2011 –con excepción de Venezuela en 2010– y, en varios casos, a tasas altas –por ejemplo, para 2010 las más elevadas se registraron en Paraguay (15%), Argentina (9,2%), y Uruguay (8,5%); el crecimiento promedio de América del
Sur fue de 6,4% según los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)2

Todas las administraciones impulsan estrategias que pueden ser esquematizadas como una defensa del crecimiento económico como motor del desarrollo, que se sustentaría especialmente en dos pilares: exportaciones e inversiones.
En estos factores reside la confianza sudamericana frente a la crisis, ya que se asume que, sean unas regiones u otras, de todos modos se seguirán comprando sus materias primas. No es un hecho menor que esa postura también sea defendida por gobiernos que se definen como progresistas o de la nueva izquierda3
Aun reconociendo las diferencias con administraciones conservadoras o de la derecha clásica, y también aceptando las diversas posturas que existen en el seno del progresismo sudamericano, es impactante advertir que se sigue apostando al crecimiento económico mediado por exportaciones e inversiones. Y que esto se defienda en el contexto de una recurrente crisis del
capitalismo en los países industrializados no deja de ser llamativo. En general, pese a ciertos discursos, se observa que la nueva izquierda gobernante ha aceptado ser reformadora dentro del capitalismo4
A lo largo de los últimos años, las exportaciones también aumentaron, en valor, volumen y precio unitario en varios casos (exceptuando caídas en 2008). Pero también aumentó la proporción de materias primas en el total exportado
(en el caso del Mercosur ampliado, pasó de 60,2% del total en 2005 a 68,4% en 2009). También la inversión extranjera se ha recuperado hasta recibir más de us$ 85.000 millones en 2010; el principal destino son los recursos naturales: 43% del total.

Las exportaciones y las inversiones se han vuelto mucho más importantes, y dentro de ellas, los recursos naturales tienen un papel más destacado. Esta situación se debe en buena medida a la expansión del llamado «extractivismo»,  que incluye actividades como la explotación minera o petrolera, o los monocultivos intensivos. El extractivismo se caracteriza por la explotación de grandes volúmenes de recursos naturales, que se exportan como commodities y dependen de economías de enclave (que pueden estar localizadas, como los campos petroleros o las minas, o bien ser espacialmente extendidas, como el monocultivo de soja).
La importancia del extractivismo exportador en buena medida responde a condiciones globales. Por un lado, la debacle de los mercados financieros convencionales hace que muchos se refugien en las materias primas, lo que contribuye a aumentar sus precios, o bien que busquen inversiones en plazas distintas de los países industrializados. Por otro lado, se mantiene la demanda de materias primas desde las naciones asiáticas, en especial China. El crecimiento económico, la reducción del desempleo, el abatimiento de la pobreza y un mayor acceso a bienes de consumo complementan la situación, y todo ello contribuye a la adhesión electoral que reciben muchos de los gobiernos progresistas.

Eduardo Gudynas

Barrita de oro (nuestro)


Barrick Gold, la minera de oro más grande del mundo, anunció este jueves que su ganancia operacional creció un 15%, gracias a una fuerte alza del precio del lingote y un mayor volumen de ventas de cobre. La mina de Veladero, localizada en la provincia de San Juan, produjo 230.000 onzas en el cuarto trimestre de 2011, por un total de más de 116 millones de dólares.

En medio de cuestionamientos, la Barrick ganó 1.170 millones de dólares

Excluyendo un cargo por deterioro de activos y otros ítems no recurrentes, la compañía ganó US$1.170 millones, o US$1,17 por acción en el trimestre que cerró el 31 de diciembre. El resultado se compara con una ganancia de US$1.020 millones, o US$1,02 por papel, del mismo período del año anterior.

La ganancia neta en el cuarto trimestre de Barrick fue de US$959 millones, o 96 centavos por acción, levemente por debajo de los US$961 millones, o 96 centavos por acción, de igual período un año antes.
La segunda minera de oro de Canadá Goldcorp había reportado el miércoles un incremento de un 23% en sus ganancias operacionales.
Las ventas de Barrick subieron un 26% a US$3.790 millones, principalmente por un alza de un 22% del precio de las ventas de oro en el trimestre.
La producción de oro alcanzó a los 1,81 millones de onzas con un costo efectivo de US$505 por onza. En todo el año, la producción fue de 7,68 millones de onzas con un costo efectivo de US$460.

La unidad de negocios de Sudamérica se desempeñó de acuerdo al plan previsto para 2011. Barrick Sudamérica reportó una producción de oro de 450.000 onzas en el cuarto trimestre de 2011.

Paisajes de Catamarca (violentados)


Ante el violento desalojo y la detención de 30 asambleístas que protestaban contra el emprendimiento minero Bajo La Alumbrera, el diputado porteño Alejandro Bodart manifestó: ”Es una barbaridad la represión de la BAO –Brigada de Acción Operativa- de la policía provincial. La responsabilidad política directa es del gobierno K de Lucía Corpacci y reafirma su complicidad con los intereses de las corporaciones megamineras como La Alumbrera. Exigimos la disolución de la BAO”.

En el mismo sentido, Vilma Ripoll agrego: ”En todo el país hay un extendido repudio al modelo de saqueo y contaminación megaminero. Como en Famatina los pueblos resisten y los gobiernos provinciales son gendarmes de las corporaciones. Tenemos informes desde el lugar que denuncian que durante todo el día una patota de la minera montó provocaciones contra los asambleístas. Tienen que caer Gordillo –ministro de gobierno y justicia-, el juez Aibar que ordenó el desalojo y el jefe policial”.

Finalmente, Bodart señaló: ”Cristina cacarea con Malvinas y la supuesta defensa de los recursos naturales en las islas. Pero en la cordillera le entrega nuestro patrimonio a las multinacionales metalíferas y reprime a los que luchan”

Hoy por la tarde Bodart y Ripoll junto a su fuerza el MST en Mov. Proyecto Sur convocan a movilizarse a la Casa de Catamarca en esta Capital a las 18 hs. en Córdoba 2080

Represion en Belen (el oro vale mas que la vida)


Manifestantes que participaban de una protesta en contra de la minería en Belén, Catamarca, denunciaron que las fuerzas de seguridad detuvieron a, al menos, 15 personas en esa provincia, entre ellos un menor, luego de que se resistieran a acatar la orden de desalojar la ruta 40, que mantienen bloqueada hace 15 días y que desemboca en el yacimiento Bajo La Alumbrera.
El episodio había comenzado al mediodía con la detención por averiguación de antecedentes de tres integrantes de la Asamblea de Andalgalá, quienes permanecían hasta anoche incomunicados. Así, los primeros detenidos fueron Juan José Rodríguez, Sergio Fernández y una mujer apodada “Coqui”.
A dos de ellos (Fernández y “Coqui”) los llevaron al hospital para revisarlos antes de detenerlos y al tercero lo llevaron directo a la comisaría, sin notificación de su detención, según denunció la Asamblea.
Fernández y Rodríguez son periodistas locales. El primero trabaja en FM Estación Sur y el segundo en FM El Algarrobo. Ambos se encontraban cubriendo la manifestación contra la minera Bajo La Alumbrera.
Más tarde, en Belén, los asambleístas que realizaban el corte en la ruta 40 fueron intimados a levantar el bloqueo selectivo. Su presencia allí quedó encerrada entre el dispositivo que desplegó Gendarmería, al sur de la protesta; y un grupo de manifestantes pro-minero, que se concentró más al norte, sobre la misma ruta. Según denunció la Asamblea, este grupo fue convocado por la empresa minera.
“El fiscal Flores intimó a los ambientalistas, que llevan hace mas de quince días un bloqueo selectivo, a retirarse en una hora. De lo contrario, dijo, no podría garantizar que sucedan hechos violentos. Obviamente con su complicidad, ya que no se adelantó a los hechos”, denunciaron los asambleístas.

Hace 16 días Belén se habia iniciado el bloqueo selectivo en Alpamicuna – Belén plantándose en defensa de la vida sobre la ruta nacional 40. El bloqueo selectivo tiene su alcance en Belén, Fuerte Quemado, Amaicha del Valle, Chaquiago, Choya, Tinogasta. hasta el momento llevan 12  días  de bloqueo total de Minera alumbrera. El 28 y 29 de enero se fundaron y fortalecieron los bloqueos en Amaicha del Valle y Fuerte Quemado.  luego se realizaron jornadas el 1 de febrero y asi nace la asamblea El Paso en Fuerte Quemado,  Belén se fortalece y tras una histórica caravana, caminan los pueblos organizados alrededor de la plaza, la resistencia en Belén, crece  la unión de pueblos diaguita, se proclaman a través de 6 caciques, piden el cierre de mina Alumbrera, ni una mina mas;  Tinogasta resiste en la ruta  y todos participan de los bloqueos de todos.  a la vez que se reciben adhesiones traducidas en acciones y compromiso de luchadores de todo el país, que se manifestaron en defensa de la vida, basta minera Alumbrera ni una mina mas, no de la ley antiterrorista con las consignas de

Dedicación y perseverancia

Unidos en la diversidad

Pueblos en defensa del territorio y la vida

Fuera alumbrera !!!

Ni una mina más !!!

En representacion de las siguientes asambleas

Asamblea El Chañar- Belén – Catamarca-
Resistencia Kakán
Asamblea El Algarrobo – Andalgalá -Catamarca-
Asamblea Agua Clara – Choya – Andalgalá –Catamarca
Asamblea Tinogasta -Catamarca-
Asamblea no a la mina – Famatina
Asamblea de Chilecito
Asambleas Riojanas
Asamblea El Paso-fuerte quemado-
Asamblea Amaicha del Valle -Tucumán-
Grupo ecologista Pro Eco
Asanoa – Asamblea socio ambiental noroeste argentino
Comunidades originarias Cerro Pintao, las mojarras
Unión de Pueblos Diaguita
Uac – Unión de Asambleas Ciudadanas
Red nacional de acción ecologista renace
Frente anti represivo Mar del Plata
Amaranto corriente universitaria -Mar del Plata-
Fogoneros-organización social-
Córdoba ciudad despierta
Organizaciones y asambleas cordobesas
Bp-bien aventurados los pobres-ong

Tras los sucesos de ayer unas 20 personas fueron detenidas en la ciudad catamarqueña de Belén, entre ellas un adolescente de 13 años, cuando la Policía desalojó un corte de ruta establecido por asambleístas ambientales que protestan contra la explotación minera. Varios de los manifestantes sufrieron heridas y golpes durante el operativo.

Según integrantes de la Asamblea local El Algarrobo, tres mujeres debieron ser atendidas en el hospital local, en tanto que el adolescente Gabriel Carrasco quedó demorado en la comisaría de Londres, una localidad cercana, hacia donde fue llevada la mayoría de los apresados. La manifestación, establecida desde hace 20 días, intentó impedir el paso de 15 camiones que llevaban explosivos presuntamente rumbo al yacimiento minero Bajo La Alumbrera.

A raíz del operativo policial, decenas de habitantes de la localidad catamarqueña de Andalgalá se concentraron anoche en la plaza principal para repudiar la reacción policial.

Horas antes, la Justicia había emitido una orden de desalojo del corte, en tanto que un grupo de familiares de trabajadores mineros había interrumpido durante la jornada el tránsito sobre una ruta de Belén, en cercanías del sitio donde se encontraba el otro bloqueo. Los familiares de los mineros indicaban que preparaban una marcha a favor de la explotación minera.

El yacimiento Bajo La Alumbrera, en el departamento de Belén, llevaba 20 días sin recibir provisiones dado que los militantes ecologistas impiden el paso de camiones. Esa situación llevó a que los directivos de la minera empiecen a analizar la posibilidad de dar licencia a los empleados porque “no tienen insumos”.

Cielo abierto (un documental que debieramos ver todos)


Los pobladores de Famatina y de Chilecito, en la provincia de La Rioja (Argentina), resisten la instalación de una mina de oro a cielo abierto en el Nevado del Famatina (6.109 msnm). En medio de una convulsión política, logran echar a la empresa Barrick Gold y sancionar una Ley Provincial que prohíbe este tipo de minería, pero nada es seguro. Pocos días después, la ley es desconocida por los mismos que la sancionaron.

A partir de ello se realizo un documental Carlos Ruiz, director de cine autor de “Cielo abierto”, expresó que “en el año 2006 yo estaba indagando en la historia de Facundo Quiroga. Él fue un gran defensor de Famatina, que había impulsado la minería en 1820. Cuando llegué a Famatina me encontré con un pueblo que estaba muy preocupado por el desembarco de grandes empresas mineras como la Barrick Gold. En ese momento, mi documental cambió de rumbo y comencé a registrar lo que pasaba con la gente. Me di cuenta que se estaba viviendo otro capítulo de la historia del cerro Famatina”.

Además, Carlos Ruiz agregó que “todos se han interesado por el oro y los minerales del Famatina. Los incas invadieron a los pueblos originarios para sacar el oro. Luego, los españoles fundaron la ciudad a los pies del cerro por este motivo. Después, Rivadavia le entregó el Famatina a los ingleses y tuvo que salir Facundo Quiroga con sus gauchos a defender el cerro. Cuando yo llegué había un puñado de mujeres que se pusieron enfrente de esta lucha. Eso fue lo que me conmovió”.

“La gente de Famatina es la que se va a ver directamente afectada por este proyecto minero porque están a sólo 20km. Nosotros tenemos los ejemplos de lo que pasó en Catamarca (en la Alumbrera) y en Pascua Lama. Pero yo les recuerdo que el agua de la cordillera es el tanque de nuestro país. Esta agua llega al mar. Estos emprendimientos se instalan en este tanque de agua y destruyen los glaciares que también están protegidos por ley”, subrayó el director de cine autor del documental “Cielo abierto”.

Consultado sobre si el gobierno nacional no contradice sus principios al permitir estos emprendimientos, Carlos Ruiz manifestó que “esto responde a un modelo minero que viene de la época de Menem. La gente no está en contra de la minería, ni son ecologistas. Aquí hay gente común que defiende su territorio ante un avance devastador. Estas empresas no solo contaminan la tierra y el agua sino que también contaminan socialmente, porque corrompen a todo el mundo. La gente quiere vivir en paz. La minera no le ha dejado nunca nada. Las mujeres recuerdan que la minería siempre dejó viudas y huérfanos”.

Finalmente, el director de cine autor del documental “Cielo abierto” remarcó que “en La Rioja, laboralmente, se me han cerrado muchas puertas. De todas maneras, se abrieron otras. Nosotros pusimos a disposición de todas las asambleas la película y en internet hay fragmentos muy significativos de mi obra”.

Afiche

Aqui debajo les dejo el link para que  todos lo puedan ver

 

http://www.youtube.com/watch?v=01VxAM3bcb4

Se “trata de minas”


En plena era de la información, el crecimiento de algunos países industrializados o de los llamados “emergentes” depende de la explotación de sus materias primas: níquel, litio, bauxita para fabricar aluminio, zinc, plata, uranio, plomo, cobre, oro, hierro, gas, petróleo, manganeso y estaño.

A estos países se les comienza a denominar CARBS (las siglas se utilizan en el inglés para abreviar carbohydrates), un nuevo “club” compuesto por Canadá, Australia, Rusia, Brasil y Sudáfrica. Se calcula en 60 billones de dólares el valor de las materias primas que controlan estos cinco países y que abarcan casi un tercio del total de las tierras en el planeta. Suponen además entre el 25% y el 50% de la producción mundial de los metales y minerales mencionados. Pero en términos demográficos, estos países sólo concentran el 6% de la población mundial.

No han tardado los elogios hacia los CARBS por haber triplicado su consumo desde 2003, por su gestión de esas materias primas para reducir la deuda pública y por el fortalecimiento de sus divisas. Han acumulado más de un billón de dólares de reservas en moneda extranjera, lo que les permitirá invertir en infraestructuras para aumentar la exportación de minerales y de metales. Aunque también Estados Unidos ha desarrollado su sector minero, no se le considera parte del “club” porque sus explotaciones sólo cubren demandas internas de consumo.

Preocupa el impacto de la minería en Canadá, Australia y Rusia. Algunas de las explotaciones se efectúan con técnicas como la minería a cielo abierto, que muchos ecologistas consideran una agresión al medioambiente. Se levantan toneladas de partículas tóxicas y se contaminan acuíferos, ríos y lagos, lo que pone en peligro los cultivos, la flora y la fauna. Estos países resisten las turbulencias de “los mercados” financieros, pero con el riesgo de inflar una burbuja como las que han explotado en otros países y de tener un impacto medioambiental que arrastrarían las generaciones venideras.

 

Para rentabilizar la extracción mineral, algunas grandes empresas emplean “mano de obra barata”, muchas veces extranjera, que necesita el trabajo y que tiene dificultades para reclamar ante los tribunales condiciones dignas de trabajo. Durante el último siglo, la extracción de materias primas en países empobrecidos, ha estado vinculada a gobiernos corrompidos, a secuelas graves en la salud, a condiciones de trabajo esclavo, a represiones militares, desapariciones y torturas, lo que ha disparado las demandas contra empresas multinacionales como Royal Dutch y Shell en tribunales de Estados Unidos y de otros países.

La experiencia de los CARBS y de Estados Unidos en la industria metalúrgica les ha servido a sus empresas como plataforma para invertir y desarrollar proyectos en otros países con materias primas. En América Latina, han obtenido concesiones mineras que han desatado protestas de las poblaciones locales. Están al tanto de las posibles consecuencias ante marcos jurídicos menos comprometidos con el medioambiente y más “amigables” con las inversiones extranjeras que los que existen en países desarrollados como Canadá y Estados Unidos. Temen que los impactos medioambientales provoquen desplazamientos de poblaciones autóctonas que defienden el derecho colectivo a sus tierras, vinculadas a su identidad como pueblo y a su sustento. Naciones Unidas ha apoyado esas reivindicaciones de los pueblos indígenas, por encima de un supuesto derecho al desarrollo económico nacional.

Ante las protestas, los enfrentamientos populares y el conflicto político, la empresa minera estadounidense Newmont ha paralizado el proyecto Conga en Perú hasta que el gobierno y la población de Cajamarca lleguen a un acuerdo. Se ha mantenido el Estado de excepción “para garantizar el orden público y los servicios básicos”.

El pueblo huichol en México tiene reivindicaciones similares ante las concesiones mineras a empresas como la canadiense First Majestic en la zona de Wirikuta, que considera de valor espiritual, además de indispensable para su sustento agrícola y de consumo del agua.

Se desangran el planeta y las economías, mientras se extiende un modelo de consumo a una población que no para de crecer y que el planeta no puede soportar. No se presentan alternativas al aumento del consumo como receta contra la crisis, aunque las clases medias y trabajadores puedan permitirse cada vez menos cosas por las medidas de austeridad que les imponen, y de las que se salvan los más ricos y las multinacionales