Todo tiempo pasado, fue pasado


La nostalgia por un tiempo que creemos mejor que el actual, a partir de nuestras experiencias propias básicamente, nos hace creer que todo tiempo pasado fue mejor. Es probable que algunos indicadores efectivamente reflejen, tras un pormenorizado estudio, que ciertas cosas sucedidas en el pasado nos traían mejoras a la condición humana que hoy no se verifican, como por ejemplo la forma de relacionarse cara a cara, la seguridad ciudadana, en caso de nuestro pueblo el hecho que todas las personas se conozcan lo cual redundaba en una mayor solidaridad por mencionar alguno. Sin embargo hay otros indicadores que muestran una gran ventaja a favor de la época actual, los adelantos en comunicaciones, en medicina y el confort en la vida cotidiana entre otros.
Las añoranzas de aquel tiempo pasado, en general, tienen que ver con aquel periodo en que nos encontrábamos en la plenitud de nuestras facultades, en el mejor estado intelectual, hormonal, económico, sentimental o de mayor armonía de todos nuestros planos y en una correspondida interacción mutua. Es decir que el impacto emocional que se produce en nuestra psiquis a través del bienestar general que nos producen los relativos éxitos personales, las buenas experiencias de vida y los grandes hechos históricos en diferentes planos nos hace ver como “especial” a la época en que se desarrollan esos éxitos, experiencia o hechos, de tal suerte que nos parecerá lo mejor del mundo la música de esa época, las costumbres de esa época, la ropa, las comidas, los deportistas, la política, en fin, todo el bagaje sociocultural-económico de un determinado fragmento de la sociedad local o global perteneciente a un bloque histórico determinado. En Argentina muchos se preguntan quien fue mejor futbolista: Maradona o Messi? Esta creo que es una pregunta que refleja claramente el planteo que estamos realizando. Si bien Diego tiene una gran ventaja, pues las franjas etarias que disfrutaron de sus éxitos son mayoría, con el tiempo Messi será erigido en el mejor de los dos por supremacía co-generacional, aunque en términos estrictos lo hecho por Maradona a nivel selección sea insuperable y lo hecho por Messi a nivel clubes tenga ribetes de imposibilidad de repetición.
Generalmente la edad de nuestras mayores impresiones a nivel mental se produce en la pre-adolescencia y la adolescencia al tiempo que nuestro desarrollo hormonal explota a un ritmo desenfrenado, mientras que entre los 18 y los 30 se producen nuestros máximos niveles de equilibrio entre actividad intelectual y hormonal lo que se podría caracterizar como una plenitud individual global y armoniosa. Podemos decir entonces que entre estos dos periodos nos suceden la mayor cantidad de cosas que impactan en nuestras vidas, ya sean estas por novedosas, por importantes, porque nos suceden por primera vez y por su relativo peso en las decisiones que tomamos a favor de llevar determinado curso en nuestras vidas. De allí que aquello que nos suceda a nivel subjetivo en esa época determinada nos hará creer que el centro de la humanidad es ese corte histórico donde hemos sido en general, plenos y felices.
Suelen circular por las redes sociales escritos que grafican la niñez en los 80 donde nos hablan de cosas tales como. “El colegio duraba hasta el mediodía, llegábamos a casa a almorzar. No teníamos celular… así que nadie podía ubicarnos. Impensable” estas acciones marcan el pulso de ciertas actividades dentro de un determinado paradigma sociocultural e inserto en las posibilidades educacionales y tecnológicas determinadas por la época en cuestión. Cabe preguntarse qué hubiera sucedido de haber habido celulares en los 80; hubiésemos sacrificado su uso en aras de salir a jugar con autitos y tomar agua con la manguera? Es algo contra fáctico pero seguramente nos habríamos inclinado hacia lo que estuviese a mano en esa época. Seguramente dentro de 20 o 30 años los niños y adolescentes de hoy en día dirán que el hecho de contar con celulares y computadoras en su niñez y adolescencia le permitía comunicarse con sus amigos y jugar en red con ellos por lo que disfrutaban enormemente de esas ventajas comparativas con épocas pasadas. Siempre cuento que mi abuela a los 8 años faenaba pollos y mi hijo a su misma edad operaba un celular de alta generación con total simpleza. En el medio estoy yo que a esa edad no hacia ninguna de las dos cosas; estas experiencias marcan que, en general, somos “hijos de nuestra época” y nos manejamos con naturalidad en ese ambiente que está influenciado por las ideas de la época, las corrientes mayoritarias de opinión, la evolución sociocultural, la tecnología imperante y toda clase de desarrollos que no dependen de nosotros sino que nos aparecen como dados a partir de la coyuntura del modelo productivo.
Por lo tanto podemos decir que tanto nuestra formación, nuestros pensamientos y nuestros gustos dependen de la época en que nos ha tocado vivir y que aquellas cosas y hechos que consideramos como destacadas en cada plano en general se refieren a aquello que nos ha impactado, sobre todo emocionalmente, entre los 13 y los 30 años. A partir de esto podemos explicar porque se dice que todo tiempo pasado fue mejor ya que las personas tienden a establecer con criterios de universalidad hechos que le sucedieron en su época de mayor esplendor y en consonancia con un equilibrio hormonal e intelectual.

Anuncios

#22F Tragedia de Once, algo para saber


por Maristella Svampa

Estuvimos hoy en la Estación de Once, acompañando a los familiares de las víctimas. Fue un acto muy emotivo, que nos atravesó a todos. En el hall, está la muestra de 14 artistas de Plataforma 2012, en homenaje a las víctimas. Tuvimos varios problemas con las autoridades del ministerio del interior, ya que las obras se habían colgado hace unos días, pero sorpresivamente fueron retiradas y colgadas de apuro por las autoridades ayer por la noche. No sabemos cuanto tiempo mas las dejaran.
Luego de la lectura de dos sentidos poemas, el actor Manuel Callau leyó un texto del colectivo Plataforma, que adjunto aquí. Gracias a los familiares de la tragedia de Once por permitirnos acompañarlos.
Va el texto:
Plataforma 2012, a un año de la masacre de Once

Hoy, 22 de febrero del 2013, estamos junto a las madres y los padres, los hijos, los familiares, los heridos y todos aquellos que de una u otra manera han sufrido directamente el dolor de una tragedia que enluta la vida de los argentinos.
Revivimos hoy ese miércoles 22 de febrero de 2012, cuando a las 8.32 hs., en plena hora pico, una multitud emprendía el camino hacia su lugar de trabajo, como todos los días. Sin embargo ese miércoles, en un tren de Buenos Aires, la rutina estalló.
Los 52 muertos se hacen presentes hoy sobre todos aquellos que, como los 703 heridos y los cientos de pasajeros que viajaban en aquella formación del Sarmiento, no podrán borrar de sus mentes las imágenes, los sonidos y hasta los olores del horror, percepciones y sentimientos que también resuenan en todos nosotros.
Sobre aquel dolor inefable cayó un primer anatema: “esa costumbre de los argentinos de viajar en los primeros vagones”. Así, el ex Secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi iniciaba el viejo y triste ejercicio de culpabilizar a las víctimas, mostrando de paso su absoluto desprecio por los trabajadores. En la conferencia de prensa en la que Schiavi volvió a aparecer, esta vez junto al Ministro de Planificación Julio De Vido, y en la que no se admitieron preguntas de los periodistas, se anunció que el gobierno – en una estrategia de auto-victimización, tendiente a invertir la realidad de los hechos y a forjar el camino de su propia impunidad – se presentaría como querellante en la causa. Pocos días después la Ministra de Seguridad reproducía la inducción de culpabilidad sosteniendo que Lucas Menghini viajaba en un lugar inadecuado. Las palabras inconcebibles pronunciadas por dichos funcionarios fueron apuntaladas por la Presidenta de la Nación el siguiente lunes 27 en Rosario, después de varios días de inexplicable silencio. Cristina Fernández de Kirchner dijo entonces que el gobierno esperaría los resultados de la investigación judicial para tomar las medidas pertinentes, como si no fueran de público conocimiento el estado de abandono de los trenes de pasajeros y la cadena de corrupción vinculada a su concesión, que tiene nombres y apellidos. En el discurso de apertura de las sesiones parlamentarias atribuyó al pago de las deudas del corralito la insuficiencia de inversiones en el sector, ocultando la realidad de los subsidios millonarios que la concesionaria Cirigliano recibió durante largos años y que provienen de las arcas del Estado.
¿Es que el gobierno no se daba por enterado de las denuncias expresadas de las más diversas formas? No sólo hubo a lo largo de estos años estallidos populares espontáneos que daban cuenta del deterioro que no garantizaba las condiciones básicas para el funcionamiento seguro del ferrocarril. También la Auditoría General de la Nación y los propios delegados de los trabajadores del Sarmiento habían alertado una y otra vez sobre los peligros que se cernían y que finalmente desencadenaron la tragedia.
La política de vías férreas concesionadas a empresarios privados, iniciada por Carlos Menem, que provocó el despido de 80.000 trabajadores, la desaparición de decenas de pueblos y el saqueo del patrimonio nacional, se mantuvo sin variaciones hasta hoy. Distintas corporaciones se beneficiaron de las ganancias que producen los trenes de carga mientras que los millonarios subsidios estatales que tenían que ser destinados al mantenimiento y al funcionamiento eficiente y seguro de los trenes de pasajeros terminaron engordando los bolsillos de grupos amigos como los hermanos Cirigliano de TBA, cuya relación con el gobierno fue denunciada desde que se iniciaron los juicios al ex Secretario de Transporte Ricardo Jaime.
A un año de la masacre, y a pesar de los avances de la causa penal – que al agravar los procesamientos contra los ex funcionarios Jaime, Schiavi y Luna e incluir dentro de los procesados al ex interventor de la CNRT Antonio Sicaro reconoce la ineludible responsabilidad del Estado – el Poder Ejecutivo soslaya una y otra vez, mediante un agraviante silencio, toda referencia a las víctimas. Los rimbombantes anuncios sobre el mejoramiento de la infraestructura ferroviaria evitan toda mención a la tragedia. Silencio, anuncios épicos e insólita auto-victimización contrastan con la evidencia de los hechos. Más allá del discurso sobre la recuperación de los trenes “en talleres argentinos y por trabajadores argentinos”, en realidad los acuerdos sobre la compra de 409 vagones a la empresa china CRS vienen a refrendar la convicción de que el Gobierno no está pensando el sistema ferroviario en clave de reconstrucción de la industria nacional ni de protección de los usuarios.
La masacre de Once expresa de modo paradigmático un “modelo” cuya base fue impulsada por las reformas neoliberales de los años ’90, y que fue profundizada y consolidada, bajo diversas metodologías y alianzas, en los últimos diez años. No fue una fatalidad ni un accidente, sino un crimen social largamente anunciado. Desde Plataforma 2012 expresamos nuestra solidaridad con las víctimas y nos sumamos a su infatigable lucha por la verdad y la justicia. ¡Que el crimen no quede impune!

Buenos Aires, Estación de Once, 22 de febrero de 2013

“Los chicos del oeste mueren o van presos”


La noche del día en que enterró a Brian, Elizabeth soñó que lo veía jugando al ping-pong. Todavía no sabe por qué se le vino esa imagen, si su hijo nunca practicó ese deporte. Brian quería ser guardafauna, porque imaginaba que así podría andar libremente por paisajes maravillosos. Callejeaba, como él mismo decía. Tenía tanta energía y ganas de vivir que no podía quedarse quieto. Ruidoso, alegre, estaba lleno de amigos de su edad. Nunca conoció los problemas “de nosotros, los grandes”, dice su madre. En febrero iba a cumplir un sueño: conocer el mar.

Y era buen alumno: “Has demostrado ser muy capaz. Éxitos en la nueva etapa. ¡Felices vacaciones!” es la última anotación del maestro en su boletín, el 18 de diciembre, cuando terminó la primaria como escolta de la bandera y con un premio a su esfuerzo.

Pero no hubo próxima etapa. El día siguiente a las 3 de la mañana su vida feliz y despreocupada se cruzó con el contexto del barrio del oeste en el que vivía. Esa zona de la ciudad donde, dice su madre Elizabeth, “los chicos están condenados a vivir en la miseria y tienen dos opciones de vida: morir o estar presos”. Por eso se pregunta “por qué el gobierno gasta millones de pesos en autos para la policía y ni uno en un lugar para que los chicos no anden todo el día en la calle”.

Brian se había escapado de su casa mientras la madre dormía y se subió con amigos de su edad al auto del padre de uno de ellos. Una travesura tonta: tuvieron que ir a buscar a uno más grande para que lo manejara. Se cruzaron con un patrullero. El que manejaba se asustó. Un policía disparó. La bala le cruzó la cabeza y el futuro.

“Río Negro” visitó a Elizabeth en su casa del barrio San Lorenzo, donde vive rodeada de recuerdos y de afectos familiares. “Los chicos andan ahora como perdidos. Brian era una especie de líder de la manada”, cuenta.

El adolescente, que el 4 de enero cumpliría 15 años, fue asesinado por el oficial subinspector Claudio Salas en la calle Casimiro Gómez al final. El policía confesó ser el autor del disparo, pero dijo que reaccionó ante lo que creyó que era una agresión de parte de los amigos de Brian. Elizabeth lo niega, y asegura que el arma que encontraron en la cupé Fuego del vecino fue plantada.

Ante la pérdida, la mujer aspira a convertir el dolor en proyectos. “No hay lugar para los chicos. Las cosas son inaccesibles, entonces se aburren, andan en las plazas y la policía los corre. No se pueden pagar un gimnasio, una cancha de fútbol 5. No hay espacio para ellos”.

La pobreza “es un dato, y uno se acostumbra a los datos, pierden significado”.

Elizabeth se pregunta: “¿tanto cuesta hacer una plaza con un árbol, un salón con wifi para que los chicos puedan usar las computadoras que les dan en la escuela? ¿Tanto cuesta hacer bajar a los psicólogos que tiene el gobierno encerrados en oficinas para que vengan a charlar con los pibes?”. Por eso quiere reunirse con otros padres y madres del barrio para pensar en soluciones y pedir que llegue la contención a los adolescentes. “No sé si estoy exagerando. Pienso en Brian como un mártir de los chicos del oeste. Es hora de empezar a hacer algo por ellos”

Fuente: Diario Rio Negro

Que las suelten ya


Por Maximiliano Montenegro
En febrero de 2011 volvían de un boliche y se toparon con el acosador, que estaba obsesionado con la mayor de las chicas. Intentó abusarlas, y una de las jóvenes usó un cuchillo. El hombre no murió, pero ellas están apresadas.
Llevan 22 meses presas por defenderse de abusador

El 19 de febrero de 2011, las hermanas Aylén (21) y Marina (20) Jara regresaban de madrugada a su casa en la localidad de Moreno tras concurrir a un boliche con su grupo de amigos. Como viven a 15 cuadras de la discoteca, volvían caminando.

En un momento se quedaron solas, y fueron abordadas por un vecino que estaba obsesionado con la mayor de las chicas, y que hizo todo lo posible por consumar un abuso sexual. No pudo, porque una de las jóvenes se defendió con un cuchillo que llevaba en la cartera, justamente como protección. El hombre resultó levemente herido, y las hermanas se fueron asustadas del lugar. Pero fue el inicio de una pesadilla, porque la justicia las imputó por ‘homicidio en grado de tentativa’, y están presas desde hace 22 meses en penales de máxima seguridad, donde fueron golpeadas y hostigadas brutalmente. ‘Es el machismo de la justicia lo que tiene a mis hijas presas’, dijo Elena Salina, madre de las protagonistas.

Esta semana había expectativas respecto a una audiencia preliminar del debate oral y público al que serán sometidas ambas chicas en marzo próximo en los tribunales de Mercedes, en el marco de una figura penal que tiene penas de entre 8 y 15 años. ‘En principio, pedimos el cambio de carátula, para que pase al menos a lesiones graves, y así lograr la excarcelación de las chicas, que ya no pueden estar detenidas ni un minuto más. Son 22 meses de pesadilla, porque en el medio pasó de todo, les hicieron de todo. Pero nos rechazaron ese pedido, así que todo el verano seguirán detenidas, y al juicio se llega con esa acusación absurda’, dijo Elena a Diario Popular.

‘Está claro, no sólo para mí que no sé nada de derecho penal, sino para toda la gente que nos apoya en esta lucha, que las chicas se defendieron de una agresión sexual, de un acoso permanente, y que a lo sumo podría ser caratulado como exceso en la legítima defensa. Pero no. El día que fueron a la comisaría, horas después del episodio con el acosador, yo misma presencié cuando la fiscal preguntaba qué tipo de figura penal aplicaba al expediente, y un hombre de traje le dijo “ponele homicidio en grado de tentativa y que estas pendejas se caguen”.

Desde ese momento, quedó marcada la vida de Aylén y Marina. Primero fueron alojadas en la Unidad Penal 51, que es de máxima seguridad. La pasaron muy mal ahí. Luego las pasaron a la Unidad Penal 8, donde mejoraron sus condiciones. Pero siguen presas, no tiene lógica. Les están arruinando sus vidas. Son chicas jóvenes, que nunca hicieron nada malo, no delinquieron jamás, y son tratadas como asesinas, peligrosas’, sostuvo Elena.

En la causa, figura como víctima de las chicas Juan Antonio Leguizamón Avalos, que no se presentó a las audiencias preliminares del juicio. ‘Esta persona tiene antecedentes por delitos, se sabe que usa armas de fuego y es pesado. Por eso tuve miedo de salir a pedir ayuda, de contar lo que nos estaba pasando como familia. Pero en agosto me cansé de tanta impunidad y ver que mis hijas pueden salir muertas del penal. A partir de ese momento, se acercaron profesionales, organizaciones, personas de todos lados. y están tomando el caso profesionales del Ministerio de Justicia”.

“Está claro que las chicas fueron víctimas”

‘En esta causa, absolutamente bizarra pero que siempre se repite con víctimas de barrios humildes, intervienen diversas cuestiones. Una es el entramado de la connivencia policial, que es muy fuerte, así como la violencia de género y el machismo de la justicia. El sujeto al que supuestamente quisieron matar las chicas es el transa del barrio, y por eso la protección. Es un perejil, pero así funciona el sistema. Hablamos de un capanga que acosaba a las chicas, que las sentía de su propiedad, y que pretendía dominarles la vida, incluso con agresiones.

Lo que ocurrió en febrero del año pasado fue el final de una larga serie de episodios violentos. Las chicas se defendieron’, dijo Gabriela, integrante de la Comisión por la Liberación de Aylén y Marina. Otro colaborador, Bernardo, sostuvo que ‘estamos pidiendo al menos una morigeración de la prisión preventiva, para que termine este injusto encarcelamiento, hasta el juicio, donde está claro que se probará que las chicas fueron víctimas’.

Las cartas que enviaron desde la cárcel Aylén y Marina 

“Lo que no comprendo es a esta Justicia que defiende lo indefendible y por eso gente como nosotras, de pocos recursos económicos terminan pagando con la libertad, mientras otros solo la pagan con billetes. Tampoco comprendo qué es lo que estoy pagando. Pienso que le están quitando tiempo a mi vida en vano. Mientras estoy acá hay mucha gente que necesita ayuda y no poder dársela se siente horrible. Paso mis días ocupados para no pensar y encontrarme en esta realidad que vivo todos los días, sobretodo para poder lograr y cumplir con mi meta que es poder ir a la universidad de medicina y ser pediatra, salvarle la vida a todos aquellos chicos que lo necesitan y que no tengan que sufrir como sufrió mi hijo y yo a su lado. Con mi hermana y mis compañeras anhelamos tener nuestra propia biblioteca. Para poder leer durante nuestros tiempos libres” (Aylén).

‘Ellos nos juzgan por lo que hizo cada una, pero nunca se ponen a ver cómo realmente fueron las cosas. Solo juzgan y te condenan. Siempre le ven el lado malo, pero nunca toman conciencia y no consideran lo que es justo. No se ponen a pensar, a analizar por qué lo hizo. Solo dicen: Lo hiciste, sos culpable. Pero bueno yo estoy de este lado y voy a hacer todo lo posible para que ahí se vea como son realmente las cosas, y cuando vean que se equivocaron al juzgarme me voy a sentir libre de cuerpo y alma. Ahora estoy libre de pensamientos y de expresión porque sé que muchos de ustedes me van a escuchar y me están escuchando. Solo espero que les hayan gustado mis líneas. Fue una linda forma de expresarme para que de alguna manera me sepan entender. ¡Que se abran o que se rompan estas rejas! Aguante la calle o mejor, la libertad!’ (Marina).

Los verdaderos peligros del 21 de diciembre


Por Alfredo Silletta
asilletta@gmail.com

Durante años y años falsos gurúes, profetas, maestros del más allá y todo tipo de chantas nos aseguraron a través de libros, revistas, documentales para la televisión y en varias películas que el 21 de diciembre de 2012 el mundo se acabará a partir de lo que supuestamente nos dice el calendario maya.

Millones de hombres en todo el mundo creyeron y creen que un mágico calendario maya anuncia que la humanidad desaparecerá dentro de unos días. Según este calendario el tiempo comenzó a computarse a partir del día 13 de agosto del año 3.114 antes de Cristo y según aburridos cálculos el calendario terminaría el 21 de diciembre de 2012, con lo cual, adiós al mundo.

En la Argentina, miles y miles de ciudadanos irán hasta el cerro Uritorco a esperar el “fin del mundo” -los más pesimistas- o el nacimiento de “una nueva era” -los más optimistas-. Desde hace meses las localidades de Capilla del Monte y San Marco Sierra están agotadas. Se calcula que llegarán unas 20.000 personas para meditar y esperar lo que Dios mande o, mejor dicho, lo que los mayas manden.

Hasta aquí nada malo. En un país libre se puede creer en lo que cada uno quiera. El problema es que, a través de ese camino espiritual, se pueden cruzar con la pesadilla de los cultos destructivos y líderes psicópatas que los intentarán manipular.

De allí que es importante estar alerta ante tanto supuesto “profeta” o “maestro espiritual” que intenta manipular a quienes por alguna razón creen en estas fantasías, que cientos de libros intentan enseñar como la única verdad. Recordemos el caso de la secta Heavens’s Gate (Puertas del Cielo) en los Estados Unidos cuando su líder les hizo creer que “había que abandonar” este mundo para subirse a la nave espacial que navegaba junto al cometa Hale-Bopp. Ellos creían que eran “ángeles” venidos a la Tierra y que el cuerpo era un “recipiente”. En marzo de 1997 todo terminó en el suicidio de 39 miembros de la secta junto a su guía Marshall Applewhite.

En los últimos días han aparecido en las redes sociales invitaciones peligrosas: “Se invita a todos los creyentes, seres y guerreros de luz a un suicidio espiritual en masa en el Uritorco, Córdoba, Argentina, abandonemos nuestra carne impura y transportemos nuestro espíritu a través del portal interdimensional a las 21hs 12 minutos del 21/12/2012 y de esa forma seamos el ejército de luz que salvará a la humanidad…”. Puede ser una tontería, puede ser verdad. Las autoridades de la zona ya han señalado que bloquearan todos los accesos al cerro ese día.

La manipulación mental existe. Algunas personas influyen indebidamente en otras hasta niveles muy significativos. Lo vimos recientemente en el caso de Coronel Suárez, la víctima aceptó todo tipo de humillación para “purificarse” espiritualmente.

El 21 de diciembre no pasará nada. Lo importante es que aquellos que vayan al cerro Uritorco o a tantos “lugares mágicos” que hay en el mundo sepan que muy cerca estarán los reclutadores de sectas y cultos que los querrán convencer de que ellos tienen “la verdad revelada”. Hay que recordar que estos reclutadores trabajarán sobre la amistad, las emociones o las creencias. Las técnicas de manipulación son más poderosas de lo que muchos sospechan, por lo cual no hay que creer en quienes por estos días tratarán de presentarse como los poseedores de la verdad sobre porqué el mundo no se terminó.

La vida es demasiado hermosa para terminar entregándola al líder de alguna secta. La felicitad hay que buscarla en la familia, en los amigos de toda la vida o en donde cada uno elija libremente, pero sin entregarse a encantadores de serpientes que pulularán en estas horas.

Los muertos siempre son pobres


Al menos 18 personas murieron en un enfrentamiento entre policías y campesinos durante un intento de desalojo en una reserva natural de la localidad paraguaya de Curuguaty, a 250 kilómetros de la capital Asunción.

Los violentos enfrentamientos se desataron cuando las fuerzas de seguridad, respaldados por el presidente Fernando Lugo, intentaron desocupar los terrenos de la reserva ocupados por campesinos sin tierra.

El número de víctimas aún no es definitivo, ya que todavía se buscan a heridos y fallecidos entre policías y campesinos. Las tareas de rescate se complican por la falta de garantías de seguridad en la zona, según dijo el director del Servicio de Emergencias Médicas Juan Carlos Portillo al diario paraguayoABC.

El primer conteo indicaba que entre las víctimas fatales hay al menos siete policías y diez campesinos, entre ellos uno de los líderes de la revuelta, Adelino Espínola, según el diario Última Hora.

Las versiones sobre los incidentes todavía son contradictorias y el gobierno asegura que los campesinos estaban armados: “Tienen armas de grueso calibre, como fusiles M-16“, aseguró Walter Gómez, jefe de Investigaciones de Canindeyú, al canal 13 de televisión.

“Ellos dispararon directamente a matar sobre nosotros. Estamos en una situación límite”, explicó en tono dramático el uniformado. “La policía se presentó al desalojo y ellos dispararon directamente a matar y mataron”, agregó.

Los invasores del terreno, una reserva natural propiedad del empresario Blas Riquelme, están liderados por Carlos Raúl Villalba, dijo Gómez.

El presidente Fernando Lugo repudió los enfrentamientos y manifestó su “absoluto respaldo” a las fuerzas de seguridad. También extendió sus pésames a los familiares de los policías fallecidos que actuaron “de acuerdo a la constitución y la ley”.

“Todas las áreas del gobierno están trabajando en este momento en líneas de acción para devolver la calma y la tranquilidad a Curuguaty”, manifestó en un comunicado. Lugo convocó a la casa presidencial a sus ministros del Interior, de Defensa y al comandante de las Fuerzas Militares para analizar la situación.

El Senado, por su parte, convocó de urgencia a una plenaria para debatir el establecimiento del estado de excepción en el departamento de Curuguaty, donde se registraron los hechos.

La propiedad de Riquelme, empresario del sector de los supermercados, está en una región ocupada en gran parte por los llamados “brasiguayos”, prósperos productores de soja brasileño, instalados desde hace 40 años en las tierras más fértiles del país, en la cuenca del río Paraná, en la zona fronteriza de Paraguay con Argentina y Brasil,.

Nuevos descubrimientos sobre VIH


Investigadores descubrieron la molécula responsable de propagar el VIH por el organismo, un mecanismo que puede facilitar el desarrollo de novedosas terapias para evitar la infección, destaca un trabajo divulgado en la revista PLoS Biology.

Según explica el artículo, un equipo de expertos españoles y alemanes determinaron el papel que desempeñan los gangliósidos -moléculas de la membrana del VIH-, para penetrar las células dendríticas, las responsables de activar una respuesta inmunitaria.

Las células dentríticas circulan por el organismo para capturar microbios, los fragmentan y llevan al centro de control inmunitario donde son exterminados por glóbulos blancos, pero en el caso del sida, estas células son incapaces de dividir el patógeno, el cual se queda dentro sin degradarse, explicó Javier Martínez-Picado.

Por tanto, eliminando los gangliósidos, se inhibe completamente la propagación del virus, manifestó el científico, autor principal del ensayo.

“Actualmente las terapias antirretrovirales mejoran la calidad de vida, pero no curan, teniendo en cuenta que los pacientes deben seguir tomando medicación toda la vida. La no curación es porque el virus continúa replicándose en alguna parte del cuerpo”, señaló Martínez-Picado.

A partir de este estudio, se puede conseguir una nueva familia de medicamentos, capaces de ofrecer una mejor respuesta inmunológica y erradicar la infección, señaló el especialista, quien no obstante reconoce es algo que podría demorar varios años.

Fuente: Prensa Latina