Hijo te voy a contar


Todavía me acuerdo de la cara de la rata cuando escucho que lo insultábamos. Había llegado recién a la Municipalidad de Roca en un inmenso colectivo por calle Sarmiento, con una gran comitiva entre los que se podía ver al Embajador de Italia. Cuando estaba por bajar lo vimos y empezamos a insultarlo; estábamos cerca, en la vereda del Colegio María Auxiliadora, a menos de 15 metros. Su cara mostraba estupor y algo parecido al pánico. Años después comprendí que en realidad era cinismo.

Hace un par de días al leer uno de los diarios regionales me golpeó en la cara uno de los títulos de tapa. Se trataba del despido de 102 obreros que trabajaban en una empresa minera de origen chino ubicada en  Sierra Grande. Se me vinieron a la memoria un montón de imágenes, un montón de historias. Se me juntaron un montón de emociones y mientras pensaba en la letra de Ismael Serrano “Papa cuéntame otra vez” decidí contarte esto que nunca te conté hijo mío.

No sé si sabias Santi pero el hierro en Sierra Grande fue descubierto en 1944 sin embargo no fue hasta 1969, con la creación de la empresa estatal  HIPASAM, que comenzó la explotación de la que , en su momento, fue considerada la mina de hierro más importante de Latinoamérica. En esa época trabajo tu abuelo Rodolfo, el Chueco mayor, pero en otra empresa que se llamaba HOCHTIEF y que realizo tareas de infraestructura  en la bocamina. Mi papá , tu abuelo,  llegó a Sierra Grande en el 73 y se  llevó con él a un puñado de lamarqueños que aun, hoy en día, suelo encontrar y siempre me dicen con los ojos brillosos “el Chueco me llevo a trabajar a Sierra, que lindas épocas”. Por ese entonces, cuando él  llegó, se produjo una huelga de características inesperadas para la época y que fuera el antecedente eficiente de otra gran huelga que un par de años después iba a marcar un inusitado antecedente histórico del cual se ha hablado poco. Pero en noviembre de 1973, con Rodolfo recién llegado, primero la UOCRA, el gremio de trabajadores de la construcción y más tarde AOMA, gremio de los mineros desataron una huelga en la cual iban a enfrentarse intereses que luego serian determinantes en el curso político de nuestro país. La izquierda sindical cercana a Montoneros versus la derecha sindical con orden de disciplinamiento obrero, cercana a Perón. Fueron unos cuantos días de tensiones, corridas, amenazas, petitorios y acuerdos trasgredidos. Tu abuelo recuerda como en esos primeros sucesos entre los puntos que reclamaba la UOCRA se pedía por  la reincorporación de un compañero suyo  de apellido Ruiz que se había caído al mar con un tractor y por eso había sido echado. Pero la huelga del 1975, la que vino después,  fue otra cosa; allí se dio la primer acción antisubversiva por parte del Ejercito, amparada por los cuatro decretos dictados por el Poder Ejecutivo de la República Argentina, durante ese mismo año,  y que fueron redactados durante el gobierno constitucional peronista con el fin de “neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos”  . Papá recuerda la gran agitación del momento y los dimes y diretes vividos en tiempo real sin la necesidad de la inmediatez mediática de nuestros tiempos; incluso hace poco me contaba que todavía está presente en su mente esos momentos en  que , afuera de la oficina donde él trabajaba, había francotiradores del Ejercito y cada día y a cualquier hora había que mostrar las identificaciones y que los mandos militares tomaban cualquier dependencia para usarla de acuerdo a sus fines. Nadie lo noto en ese momento pero empezaba a gestarse el golpe de Estado de 1976 que trajo la Dictadura más vil y sangrienta de nuestra historia y que además fuera, en materia económica, el conejillo de indias para la aplicación de medidas neoliberales.

También yo guardo cosas inolvidables en mi retina y en mi memoria;  las fotos de la huelga  que tu abuelo tomó con una maquina Kodak, cuya manipulación fue mi primer acercamiento a la tecnología, los viajes a Sierra Grande adonde se trasladaba toda la familia en vacaciones y con tu abuela y tus tíos podíamos pasar unos días con el jefe de familia que por cuestiones de la desocupación friccional debía pasar mucho tiempo fuera de casa y de la familia, años después supe en términos técnicos porque veía a mi papa solo cada 15 días, y aunque en esa época yo contaba con pocos años hay cosas que jamás olvidaré: la primera vez que vi una pizza en caja, cierto episodio doloroso con el cierre de un pantalón beige y la noticia de que los Reyes eran los padres, cuestión que me entere cuando apenas tenía 4 años.

Debo contarte que en 1991 el gobierno nacional de turno, a cargo del presidente Menem, decidió mediante un Decreto Presidencial cerrar HIPASAM, Hierro Patagónico , la empresa minera de Sierra Grande  siguiendo las pautas dictadas por el entonces de moda Consenso de Washington,   un listado de políticas económicas consideradas durante los años 90 por los organismos financieros internacionales y centros económicos, con sede en Washington D.C y destinadas a “corregir” las deficiencias económicas de los países tercermundistas azotados por las crisis inflacionarias y de la deuda externa. Esta receta  impactó negativamente en toda Latinoamérica barriendo con las pocas “instituciones” que quedaban del Estado de Bienestar y oprimiendo y excluyendo a millones de personas. Estas medidas de neto corte neoliberal propugnaban, entre otras cosas, un Estado mínimo y dieron ocasión al robo más grande de la historia de nuestro Estado Nacional que fue la privatización de empresas estatales negociadas a precio vil con grupos trasnacionales y operadores criollos de vieja estirpe y otros surgidos al poder económico en épocas de la dictadura con los negociados de la llamada “Patria Contratista”. En ese contexto desapareció HIPASAM y Sierra Grande se convirtió en un pueblo fantasma.

Y acá viene lo que te quiero contar Santiago, perdón si me fui un poco por las ramas; y tiene que ver con esa época de principio de los 90  cuando Menem decretó la intervención de la empresa y el cese de su producción. La ausencia de actividad y de pagos por parte de HIPASAM tuvo un fuerte impacto en Sierra Grande. Los trabajadores realizaban protestas a la vera de la ruta 3, marchaban al Congreso Nacional y se reunían con cuanto político tenían a a mano. Fue por entonces que el entonces presidente llegó a la ciudad de General Roca, acompañado del Embajador de Italia, para inaugurar unas cuadras de asfalto en Stefenelli. Por entonces yo militaba en una agrupación política en la universidad y a nuestra manera combatíamos ese gobierno que había ganado prometiendo revolución productiva y salariazo y en realidad gobernaba mediante decretos, achicaba el Estado, echaba trabajadores y sumergía al país en una crisis inconmensurable en la política, la economía, la cultura y el mundo laboral, de la cual aun hoy no podemos salir.

Cuando nos enteramos que venía Menem nos organizamos con algunos compañeros para ir a repudiarlo; sabíamos además que un grupo de obreros de HIPASAM iba a venir a acampar a la plaza que esta frente a la Municipalidad para que el presidente los atienda y les solucione de alguna manera su problema por lo que la posibilidad de expresar nuestra solidaridad con esa gente también nos motivaba; así que nos reunimos en la casa de un compañero y  fuimos temprano para el centro; era fines del invierno y estaba fresco. Los muchachos de la UOCRA regional y los obreros de HIPASAM estaban en la plaza que esta  frente a la Muni y también a la Iglesia. Algunos tocaban el redoblante, otros se calentaban en unos fuegos improvisados en tachos de 200 litros. Quisimos acercarnos a saludar pero la gente de la UOCRA local no nos dejo con el pretexto de que querían estar solos para que no se contamine el reclamo. Cuando faltaban unos minutos para que llegue Menem nos llego la noticia. Los obreros de HIPASAM levantaban el acampe y no iban a hacer ningún tipo de manifestación  porque el presidente, a través de uno de sus funcionarios, les había prometido una posible reactivación del complejo minero. No lo podíamos creer, nos cayó muy mal la información. Sabíamos que era otra mentira de Menem, un invento más, en este caso, para que no lo molesten en su llegada a General Roca. Algunos de nuestros compañeros indignados se fueron a sus casas. Nosotros nos quedamos, 5 o 6,  y nos apostamos mezclados entre la gente que había ido a esperar al presidente. Casi a las 10 de la mañana finalmente llego la comitiva, encabezada por ese riojano detestable que había llegado al poder mintiéndole a la gente y nos estaba sumiendo una cruel miseria. Solté toda mi indignación en improperios. Lo putee como nunca lo había hecho antes en mi vidacon nada ni nadie, mis compañeros también. Todavía me acuerdo de la cara de la rata cuando escucho que lo insultábamos. Había llegado recién a la Municipalidad de Roca en un inmenso colectivo  por calle Sarmiento, con una gran comitiva entre los que se podía ver al Embajador de Italia. Cuando estaba por bajar lo vimos y empezamos a insultarlo; estábamos cerca, en la vereda del Colegio María Auxiliadora, a menos de 15 metros. Su cara mostraba estupor y algo parecido al pánico. Años después comprendí que en realidad era cinismo.

Nos dimos cuenta de nuestro error cuando ya era tarde. Estábamos insultado al Presidente en medio de quienes se habían reunido para vivarlo, esos que le creían lo de la Revolución Productiva, los que deliraban pensando que era un nuevo Perón, los que estaban felices con ese patilludo que engañaba con tanta facilidad a quienes lo habían ungido presidente. Cuando nos escucharon insultar comenzaron a repudiarnos y a querernos callar, en nuestra inocente juventud quisimos hablar del ajuste, de los despedidos, de los excluidos para siempre. La respuesta fue dada en insultos primeros, luego en forcejeos y finalmente comenzaron con la agresión física. Nuestras largas cabelleras nos jugaron en contra porque  a varios compañeros los tomaron de los pelos. Un grandote de la UOCRA que tocaba el bombo me erro un manguerazo que me hubiera dejado KO; esquive unas trompadas, ayudé a zafar a mis compañeros y empezamos a irnos. Entonces nos empezaron a correr. Conmigo se las había agarrado el grandote del gremio de la construcción. Nos persiguieron tirándonos palos y puntapiés. Yo corrí por Sarmiento y doble en contramano por Tucumán y en la otra esquina doble a la izquierda por Avenida Roca y recién pare  frente al Bristol, casi llegando a las vías y me di vuelta. El tipo que me seguía había quedado en Roca y Tucumán con las manos en las rodillas, con la manguera en la mano derecha y de allá me hacía señas pero yo sabía que no me iba a seguir corriendo porque no me podía alcanzar. Me fui por las vías di unas vueltas y me encontré con un compañero, buscamos a los otros pero no los encontramos. Nos fuimos a la casa de adonde habíamos salido y de a poco fueron llegando todos, la mayoría golpeados, uno con un ojo  negro, otro había perdido el morral. Yo había salido ileso pero me dolía el alma. Nunca más hablamos del tema.

La historia que sigue es arto conocida. Menem, por lejos, fue el peor presidente democrático argentino. Dispuso la privatización de las empresas públicas que producían bienes y prestaban servicios; por ejemplo, las petroleras, las de suministro de gas, electricidad y telefonía, los ferrocarriles y el transporte aéreo, entre muchas otras. El argumento para privatizarlas era que estas empresas prestaban servicios deficientes y generaban déficit al Estado , gastos que no se podían afrontar; a eso sumale la desregulación de precios y salarios, la apertura de la importancia de bienes y del ingreso de capitales provenientes del exterior. Uno de los hits de ese nefasto gobierno fue el  Plan de Convertibilidad que redujo rápidamente la inflación heredada del gobierno de Alfonsín y por diez años el valor de la moneda argentina quedo equiparado al del dólar norteamericano. En ese entonces un peso podía cambiarse por un dólar lo que mejoro inicialmente el poder adquisitivo de los sectores altos y medios de la sociedad. Una parte de las inversiones extranjeras correspondió a empresas que modernizaron aspectos de la economía argentina, como en el caso de los medios de comunicación, la producción automotriz y la expansión de las computadoras personales.  El sector que más creció, como ocurría entonces en todo el mundo en el marco de la globalización, fue el terciario es decir comercio, finanzas y servicios.
La actividad industrial perdió importancia relativa, frente a la competencia de los productos importados. Muchas fábricas y talleres cerraron, lo que genero desocupación. Junto con las medidas económicas, el gobierno de Menem adopto políticas de flexibilidad laboral, es decir que modifico la reglamentación de los contratos de trabajo. En la administración pública se tomaron medidas de racionalización administrativa, lo que significó la reducción del personal en reparticiones estatales. El resultado de estas políticas fue mayor concentración del ingreso entre los sectores económicamente más altos, lo que hizo que aumentaran cada vez más la brecha entre los sectores ricos y más pobres de la sociedad argentina.

Con los años lo volví a ver al grandote de la UOCRA. Ahora devenido en puntero de otro fanático del achique estatal: Carlos Soria. Charlamos varias veces por cuestiones periodísticas. Siempre estuve a punto de decirle que era muy lento en los 200 mts. y que no tenía puntería con la manguera del bombo, pero bastante tenía pobre muchacho con haber sido menemista y ahora sorista. Incluso la última vez que fui a Roca me baje del colectivo y lo encontré. Está viejo y gordo. Estuve a punto de decirle que era un pelotudo, total, imagínate que si no me alcanzo hace 25 años ahora menos. Lo note vencido. Me hablo de los tiempos difíciles que se nos vienen como país, que Macri había ganado prometiendo la revolución de la alegría y que en realidad gobernaba mediante decretos, achicaba el Estado, echaba trabajadores y sumergía al país en una crisis inconmensurable en la política, la economía, la cultura y el mundo laboral.

Karl Marx en el inicio del “El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte” unas de sus obras más difundidas nos deja  una frase que ha quedado para la historia “…Hegel dice, en alguna parte, que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal se repiten, para decirlo de alguna manera, dos veces. Pero se olvidó de agregar: la primera, como tragedia, y la segunda, como farsa…” Si Karlitos. Aunque farsantes como Menem y Macri producen tragedias. Eso se le pasó a Hegel

Ahora los chinos que trajeron los Kirchner para reactivar la economía echaron más de 100 obreros. Dicen que serán 200 finalmente. El preventivo de crisis les permite despedirlos y pagarle solo el 50% de la indemnización. Tenemos otra vez un gobierno que, al arbitrar entre capital y trabajo, tuerce las chances a favor de los empresarios. Se vienen tiempos difíciles, tiene razón el gordo de la UOCRA como tambien teníamos razón nosotros en los 90, nada más que ahora nadie nos corre porque no hay para donde correr.

Todo esto que me golpeo en la cara me trajo tantos recuerdos. Sierra Grande, el abuelo trabajando allá, el cierre de HIPASAM, las corridas por el centro, el neoliberalismo ensañado con la minería patagónica y vos arrancando tu vida queriendo entender todo esto y sabiendo que los de las generaciones anteriores a vos, al final de la partida, no pudimos hacer nada igual que el padre de Ismael.

1 esrt

Retrato del capitalismo, España como muestra


El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido ultimamente a España profundizar la reforma laboral realizada el año pasado a través de medidas como reducir los montos en concepto de indemnizacion ante un despido y la baja de salarios.

En un informe de la misión del organismo internacional que supervisa la economía española, precisó que el imperativo de la política económica debe ser generar empleo y crecimiento y eso exige “elevar el esfuerzo reformista a la altura de los retos”.

“El eje debería centrarse en una estrategia favorable al empleo que permita a la economía crecer y generar empleo”, manifestó al recordar que se debe profundizar la reforma laboral mediante lo que denomina “flexibilidad, dualidad y oportunidades de empleo”.

Indicó sobre la flexibilidad “que las herramientas actualmente disponibles podrían fortalecerse, especialmente mediante la simplificación de los procedimientos de descuelgue”.

Explicó que “el progreso en la reducción de la perniciosa brecha entre contratos permanentes y temporales ha sido insuficiente”, por lo que pide se “alineen los costos de despido para los contratos indefinidos con la media de la Unión Europea”.

El FMI señaló que se requiere “reducir el número de contratos, ampliar el uso del nuevo contrato permanente, y reducir el margen de interpretación judicial de los despidos objetivos”.

Sostuvo que se debería generar el “compromiso de los empresarios de generar incrementos significativos en el empleo, a cambio de la aceptación por los sindicatos de una significativa moderación salarial”.

Recalcó que el desempleo ha alcanzado el 27 por ciento y la economía se ha contraído durante siete trimestres, lastrada por el desapalancamiento del sector privado, la consolidación fiscal, y las rigideces del mercado laboral.

Destacó que las perspectivas son aún difíciles, y se espera que el crecimiento empiece a ser positivo más adelante en el año y que reporte una recuperación gradual del 1.0 por ciento en el mediano plazo.

Además, pronosticó que el sector exterior “seguramente continuará siendo el punto fuerte, pero probablemente no baste para generar un crecimiento suficientemente pujante dada la débil demanda interna”.

“Un escenario más positivo similar al previsto por el gobierno es ciertamente posible, especialmente a medio plazo si se llevan a cabo las reformas previstas en su integridad tanto en España como en Europa”, precisó.

Aclaró que hay riesgos a la baja, como el hecho de que el desapalancamiento del sector privado podría lastar el crecimiento o que las presiones de los mercados financieros podrían intensificarse.

Sin embargo y pese a este escenario de crisis, el número de millonarios en España aumentó un 5,4% en 2012; en España hay 144.600 millonarios. Son ciudadanos a los que la crisis no afecta; forman parte de un selecto club que lejos de menguar sigue creciendo: en 2012 el número de personas con unos activos financieros de al menos un millón de dólares (740.000 euros), excluyendo la primera vivienda y los consumibles, creció un 5,4%, según el informe anual de la Riqueza en el Mundo de 2013 elaborado por RBC Wealth Management y Capgemini.

Según ese cálculo, en 2012, uno de los años más duros de la crisis, en España aparecieron 7.408 millonarios más. Un dato que confirma que la desigualdad en España no hace más que aumentar con la crisis.

A nivel global, la riqueza de los personas con grandes patrimonios aumentó un 10% en 2012, hasta alcanzar la cifra récord de 46,2 billones de dólares (34,5 billones de euros), después de la caída del 1,7% del año anterior.

Por regiones, Norteamérica, que fue superada el pasado año por Asía-Pacfico, recuperó su posición en 2012 y se sitúo como la región con mayor número de grandes fortunas. En concreto, con una población de 3,73 millones de ciudadanos con grandes patrimonios, Norteamérica superó a Asia-Pacífico, que alcanzó los 3,68 millones de individuos ricos, mientras que su volumen de riqueza se situó en 12,7 billones de dólares (9,48 billones de euros), por encima de los 12 billones de dólares (8,95 billones de euros) en la región Asia-Pacífico.
Significativamente y pese a las expresiones de deseos acerca de la desaparicion del capitalismo, este no solo no ha desaparecido sino que sigue garantizando la renta de las multinacionales, corporaciones y magnates a costa del sufrimiento popular. una vez mas se comprueba que el mundo se divide en dos: los que trabajan y los que viven de los que trabajan.
Los ricos cada vez mas ricos, los pobres cada vez mas pobres.
image018[1]

Europa en bancarrota: Cerdos y Gitanos


Por qué la deuda pública no debe pagarse

Vicenç Navarro

Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

La deuda pública acumulada por los países de la Eurozona es impagable. Ha alcanzado un nivel que los Estados no podrán pagar. Esto aplica prácticamente a todos los países, pero muy en especial a los países antes llamados PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y Spain), y ahora GIPSI (con el añadido de Italia). En todos ellos la deuda pública está por encima de los niveles permitidos en el Tratado de Maastrich, que estableció las condiciones que los países debían seguir para entrar y permanecer en el euro.

Frente a esta situación deberían hacerse dos preguntas. Una es ¿cuál es la consecuencia de que los Estados no paguen la deuda? Y la otra, ¿debería pagarse tal deuda? En realidad, los Estados no deberían pagar la deuda, incluso en el caso de que pudieran hacerlo, pues esta deuda es exagerada y la cantidad de intereses que se ha forzado a los Estados a pagar para poder conseguir dinero, es decir, para que la banca comprara bonos públicos del Estado, es artificialmente alta e inmoral. Y digo inmoral porque esta exigencia de que los Estados paguen intereses altos se basa en que ha sido la propia banca, a través de su lobby, el Banco Central Europeo, la que ha creado la situación intolerable en la que los Estados no tenían otro remedio para conseguir dinero que pagar tales intereses exageradamente altos, pues el Estado no podía pedir prestado dinero del BCE (mientras que los bancos sí que podían). Es como si una persona robara dinero a otra y luego tuviera la osadía de prestarle el dinero robado (porque no había dinero disponible de ninguna otra fuente) a la persona robada, a unos intereses elevadísimos. El ladrón robaría dos veces a la persona robada. Esto es lo que la banca ha hecho. Ha eliminado el instrumento que los Estados tenían para protegerse de la especulación de sus bancos, y así han conseguido intereses de los bonos altísimos (ver mi artículo “La estafa de la deuda pública” en El Plural, 29.11.12)

Por otra parte, es importante que se informe a la ciudadanía que los Estados pueden conseguir recursos y que pueden conseguirlo sin necesidad de endeudarse. La negación de esta posibilidad justifica las políticas de austeridad y los recortes de gasto público, incluyendo el gasto público social. Ahora bien, los Estados tienen enormes recursos que no se están tocando. Por ejemplo, si analizamos la propiedad pública que cada uno de estos Estados tiene, la cantidad total representa muchas veces el valor de la deuda pública. Y éste es el filón de oro donde los acreedores, es decir, los bancos, quieren meter mano. Tales Estados deberían resistirse a ceder a esta demanda, pues una vez vendida tal propiedad, ya no tienen donde apoyarse en el futuro.

Existe, sin embargo, una enorme propiedad privada que se ha ido incrementando y concentrando durante estos hechos de recesión, cuando las desigualdades de renta y propiedad han crecido exponencialmente, es decir, muy rápidamente. Así, en Italia, el país de los GIPSI que tiene mayor deuda pública (la OCDE calcula que en 2013 será un 122% del PIB) tiene nada menos que en propiedad privada en inversiones y tierra el 377% del PIB, en inversiones financieras el 237% de PIB, y así un largo etcétera. Stefan Bach, en un interesante artículo, “Capital Levies – A Step Towards Improving Public Finances in Europe”, en Social Policy Journal calcula que un incremento de un 5% de los impuestos sobre tal propiedad privada podría conseguir el equivalente al 15% del PIB, medida que, a la vez que contribuir a reducir las desigualdades, disminuiría su enorme deuda pública. No se conocen estudios semejantes en España pero es probable que las cantidades fueran muy semejantes.

Otra área de ingresos son las rentas originadas del capital, invertidas en actividades especulativas a través de la banca. Incluyo en esta categoría la huída de capitales a paraísos fiscales u otros países, distinta a los de los depositarios. Incluso el Banco Mundial, un organismo de clara orientación conservadora, ha documentado en todos los países de elevada deuda los fondos depositados en el extranjero, que en cada uno de estos países representa una cantidad mucho mayor que el tamaño de la deuda pública (ver el libro Debt, the IMF and the World Bank. Monthly Review Press 2010, escrito por Eric Toussaint y Damien Millet).

España, uno de los países con mayores desigualdades de la OCDE puede y debe conseguir fondos de aquellos que se beneficiaron más de los años de bonanza. Dinero lo hay con gran abundancia entre las grandes fortunas, las grandes empresas y la banca (que ha recibido fondos públicos por una cantidad equivalente nada menos que al 10% del PIB). El problema es que el Estado no los recoge. Influenciado por las grandes fortunas, por las grandes empresas y por la banca, el Estado prefiere endeudarse, beneficiando a la banca, a la cual se le paga más adelante los intereses elevadísimos, con dinero público. Un escándalo.

No YPF- No soja


España está analizando dejar de comprarle a la Argentina soja ybioetanol como respuesta a la decisión del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de nacionalizar YPF.

“El gobierno está viendo exactamente qué consecuencias tendrían ese tipo de represalias comerciales y qué es lo que se puede hacer. Ya se ha anunciado la posibilidad de que las importaciones importantes para Argentina como la soja o el bioetanol se eliminen y otra serie de medidas“, dijo el coordinador de Estudios y Programas del Partido Popular y portavoz de Asuntos Exteriores del partido, José María Beneyto. Lo dijo en el marco de una entrevista con el programa El Círculo de Telemadrid.

Beneyto agregó que se siguen estudiando las posibilidades diplomáticas que se anunciarán el viernes tras el Consejo de Ministros. “Hay que ser prudentes porque las respuestas deben estar muy aquilatadas”, señaló el coordinador.

Asimismo, aseguró que la prudencia a la hora de adoptar las medidas es también necesaria para evitar “cualquier tipo de contagio” y que otras empresas en Argentina puedan verse afectadas. “Ahí es donde se requiere mucha prudencia. Es otra de las razones por las que el Gobierno está aquilatando sus decisiones”, recalcó. “Vamos a no trasladar la situación a otras empresas. Para otras empresas Argentina es un país importante y hay que evitar cualquier tipo posible de contagio que pudiera darse”, añadió.

Con Agencias

Nuevo plan: nafta para todos


El Gobierno aplicará la Ley de Abastecimiento ante YPF e importará más gasoil a través de Enarsa para que el mercado no se vea afectado. La intención es distribuir ese combustible a través de las estaciones de bandera que tiene la petrolera.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, reiteró ayer que el Gobierno va a garantizar el abastecimiento de combustible. “Esto no es ninguna novedad, es lo que hemos hecho siempre, como lo demuestran los nueve mil millones de dólares que debimos importar en 2011 porque las petroleras, en particular YPF, no produjeron lo suficiente para abastecer al mercado interno”, sostuvo. La estrategia oficial prevé la puesta en marcha de un control de stock de combustibles en las estaciones de servicio, que hoy definirá De Vido con los referentes del sector. Si se detectan faltantes en la red de YPF, el Gobierno multará a la firma haciendo valer la Ley de Abastecimiento. Al mismo tiempo, importará más gasoil a través de Enarsa para que el mercado no se vea afectado. La intención oficial es distribuir el combustible a través de las estaciones de bandera que tienen contrato con YPF. Eso se conversará en la reunión con los estacioneros. Por el lado de la empresa, hoy llega nuevamente al país el titular de Repsol, Antonio Brufau, para evaluar el conflicto con el Gobierno, pero no tiene previsto reunirse con De Vido.

La pelea comenzó el 16 de enero, cuando el Gobierno denunció a cinco petroleras por cobrar sobreprecios en la venta de gasoil a granel. Ese día, De Vido aprovechó también para pedirle a YPF que incremente la producción. El 25 de enero fue Cristina Fernández de Kirchner la que se puso al frente del reclamo. Brufau vino al país para tratar de recomponer la relación, pero la reunión que mantuvo el 6 de febrero con De Vido y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, no fue buena. El propio De Vido lo reconoció ante los gobernadores de las provincias petroleras el jueves 9, en el encuentro donde los mandatarios y el gobierno nacional emitieron un duro documento reclamando inversiones y amenazando con quitar concesiones.

La semana pasada la disputa sumó un nuevo capítulo, cuando YPF le envió una carta al secretario de Energía comunicándole que, debido a las trabas que está teniendo para comprar divisas, el abastecimiento de su porción de mercado estaba en riesgo. De Vido respondió que se controlará el stock de las estaciones de servicio y comenzó a diseñar un plan para importar más combustible a través de Enarsa.

El Estado ha venido importando gasoil y fueloil en los últimos años para abastecer a las centrales térmicas, pero el conflicto actual supone un desafío mayor. Las estaciones de servicio de la red YPF son cerca de 1500. Tiene 183 propias que administra a través de la firma Opessa y otras 138 que pertenecen al Automóvil Club Argentino, pero que también controla. De hecho, Opessa es el operador de varias de ellas. El resto, unas 1180, son estaciones de bandera, pymes que tienen un acuerdo de exclusividad con YPF. Si la petrolera controlada por Repsol no garantiza el abastecimiento, el objetivo oficial es que Enarsa lo haga a través de las estaciones de bandera mencionadas, pero tendrá que conseguir los camiones para distribuir el combustible y sortear un impedimento legal, pues esas estaciones tienen contratos de exclusividad con YPF. De Vido dijo ayer en el comunicado que la firma se puso “autolimitaciones” para importar. Lo que está implícito en ese texto es que la multinacional Repsol podría aportar los dólares que se llevó del país en concepto de utilidades o traer barcos con gasoil si su filial tiene problemas. Por lo tanto, al no hacerlo se estaría autolimitando y eso, desde el punto de vista oficial, no sólo justificaría las multas por desabastecimiento sino también el ingreso del Estado como proveedor de las estaciones de bandera para solucionar el problema.

Otro inconveniente a resolver es el costo que supondría esa importación. El conflicto con YPF comenzó porque la caída de su producción estaba llevando al Estado a importar cada vez más combustible, con el consecuente impacto en la balanza comercial. Por lo tanto, desembolsar más recursos no es una solución. En este caso, sin embargo, en el Gobierno creen que, si el Estado importa el combustible y luego se lo vende a las estaciones de servicio al mismo precio que lo hace YPF, tendría un resultado neutro. Eso dependerá de la cotización internacional del crudo y de la calidad del combustible.

 

Fuente : Pagina 12

 

Salvavidas de plomo para el pueblo griego


Después de un largo debate, los ministros de Finanzas de los 17 países de la zona euro dieron luz verde al desembolso de 130 mil millones de euros al país heleno -pendiente desde octubre de 2011-, que incluye una inédita quita de casi un tercio de la deuda griega por parte de los acreedores privados, a cambio de un duro ajuste y del envío de una misión “de vigilancia permanente” sobre las cuentas de Atenas.

El acuerdo reducirá la deuda griega del actual 160 por ciento del PIB (350.000 millones de euros) a un 120,5 en 2020. La meta supera levemente el objetivo inicial de un 120 por ciento del PIB fijado por la Eurozona. Para ello los acreedores privados (bancos y fondos de inversiones) deberán asumir de forma voluntaria una quita del 53,5 por ciento de la deuda, es decir unos 107.000 millones de euros.

El acuerdo “cierra la puerta al escenario de un default, con las graves consecuencias sociales y económicas” que ello acarrearía, declaró el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En los últimos días, el Gobierno griego cumplió con los requisitos que le exigía Bruselas a cambio de la ayuda: el aval del Parlamento al plan de nuevos ajustes; garantías de los partidos de la coalición gubernamental; e identificación de recortes adicionales por 325 millones de euros para ahorrar un total 3.300 millones de euros en 2012.

Pero a cambio de la ayuda, los países de la Eurozona anunciaron que reforzarán los “sistemas de vigilancia” en Atenas con el objetivo de tener todas las garantías de que el rescate esta vez no será en vano. “Necesitamos reforzar las instituciones griegas”, indicó el comunicado de la Eurozona. “Para ello, prevemos el envío de una misión de refuerzo en forma permanente” de la troika de acreedores públicos (los países de la Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), añade el texto.

Grecia también debió aceptar que los fondos del rescate sean depositados en una cuenta bloqueada para que se destinen sobre todo a pagar los intereses de la deuda, y no al pago de salarios y pensiones entre otras cosas.

Volviendo a los 90


El Gobierno español sancionó hoy una polémica reforma laboral con la que pretende frenar el alto desempleo que afecta al país, donde más de cinco millones de personas, un 22,85% de la población activa, no tienen trabajo.

A falta de que el Ejecutivo explique con detalle en qué consiste la reforma, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dijo ayer en Bruselas, en un comentario captado por las cámaras de televisión antes de la reunión del Eurogrupo, que será “extremadamente agresiva”.

En una conversación con el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, De Guindos dijo también que la reforma laboral incluirá el abaratamiento del despido, “se reducirá la indemnización por despido” y se “flexibilizará la negociación colectiva”.

El contrato indefinido más extendido a partir de ahora será el que tiene una indemnización de 33 días por año trabajado durante 24 mensualidades en caso de despido improcedente, en lugar de los 45 días actuales. Esta era una de las demandas históricas de la patronal española.

La Ministra de empleo, Fátima Báñez, afirmó tras el Consejod e Ministros que la reforma es “histórica, que marcará un antes y un después” y que su objetivo es acabar con la “rigidez” del mercado laboral y “frenar la fuerte sangría de destrucción de empleo”.
La tasa de desempleo es del 22,85% (5.273.600 desocupados),que alcanza un 48% entre los jóvenes.

La ministra española de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, explicó que la reforma simplificará las modalidades de contratos, cambiará el modelo de formación profesional y reorientará las bonificaciones a la contratación para estimular el empleo juvenil.

Además, modificará las políticas activas de empleo y disminuirá las prejubilaciones, menos para casos excepcionales, al tiempo que pondrá freno al uso de las prestaciones por desempleo como mecanismo de jubilación encubierta.

La ministra no explicó a los sindicatos mayoritarios españoles, CCOO y UGT, los aspectos concretos de la reforma laboral, lo que les ha molestado hasta tal punto que el secretario general de UGT, Cándido Méndez, acusó al Gobierno de vulnerar el derecho de las centrales sindicales a la información.

De momento, sin embargo, los sindicatos no contemplan la convocatoria de una huelga general como medida de rechazo.

El servicio de estudios del BBVA, uno de los principales bancos españoles, prevé que el desempleo en España aumente del actual 22,85% hasta el 24,4% este año y hasta el 24,6% en 2013.

La reforma laboral que fue aprobada hoy es la decimosexta modificación de la legislación laboral desde la democracia, tras la del anterior Gobierno socialista del 9 de septiembre de 2011, que le costó una huelga general.