Retrato del capitalismo, España como muestra


El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido ultimamente a España profundizar la reforma laboral realizada el año pasado a través de medidas como reducir los montos en concepto de indemnizacion ante un despido y la baja de salarios.

En un informe de la misión del organismo internacional que supervisa la economía española, precisó que el imperativo de la política económica debe ser generar empleo y crecimiento y eso exige “elevar el esfuerzo reformista a la altura de los retos”.

“El eje debería centrarse en una estrategia favorable al empleo que permita a la economía crecer y generar empleo”, manifestó al recordar que se debe profundizar la reforma laboral mediante lo que denomina “flexibilidad, dualidad y oportunidades de empleo”.

Indicó sobre la flexibilidad “que las herramientas actualmente disponibles podrían fortalecerse, especialmente mediante la simplificación de los procedimientos de descuelgue”.

Explicó que “el progreso en la reducción de la perniciosa brecha entre contratos permanentes y temporales ha sido insuficiente”, por lo que pide se “alineen los costos de despido para los contratos indefinidos con la media de la Unión Europea”.

El FMI señaló que se requiere “reducir el número de contratos, ampliar el uso del nuevo contrato permanente, y reducir el margen de interpretación judicial de los despidos objetivos”.

Sostuvo que se debería generar el “compromiso de los empresarios de generar incrementos significativos en el empleo, a cambio de la aceptación por los sindicatos de una significativa moderación salarial”.

Recalcó que el desempleo ha alcanzado el 27 por ciento y la economía se ha contraído durante siete trimestres, lastrada por el desapalancamiento del sector privado, la consolidación fiscal, y las rigideces del mercado laboral.

Destacó que las perspectivas son aún difíciles, y se espera que el crecimiento empiece a ser positivo más adelante en el año y que reporte una recuperación gradual del 1.0 por ciento en el mediano plazo.

Además, pronosticó que el sector exterior “seguramente continuará siendo el punto fuerte, pero probablemente no baste para generar un crecimiento suficientemente pujante dada la débil demanda interna”.

“Un escenario más positivo similar al previsto por el gobierno es ciertamente posible, especialmente a medio plazo si se llevan a cabo las reformas previstas en su integridad tanto en España como en Europa”, precisó.

Aclaró que hay riesgos a la baja, como el hecho de que el desapalancamiento del sector privado podría lastar el crecimiento o que las presiones de los mercados financieros podrían intensificarse.

Sin embargo y pese a este escenario de crisis, el número de millonarios en España aumentó un 5,4% en 2012; en España hay 144.600 millonarios. Son ciudadanos a los que la crisis no afecta; forman parte de un selecto club que lejos de menguar sigue creciendo: en 2012 el número de personas con unos activos financieros de al menos un millón de dólares (740.000 euros), excluyendo la primera vivienda y los consumibles, creció un 5,4%, según el informe anual de la Riqueza en el Mundo de 2013 elaborado por RBC Wealth Management y Capgemini.

Según ese cálculo, en 2012, uno de los años más duros de la crisis, en España aparecieron 7.408 millonarios más. Un dato que confirma que la desigualdad en España no hace más que aumentar con la crisis.

A nivel global, la riqueza de los personas con grandes patrimonios aumentó un 10% en 2012, hasta alcanzar la cifra récord de 46,2 billones de dólares (34,5 billones de euros), después de la caída del 1,7% del año anterior.

Por regiones, Norteamérica, que fue superada el pasado año por Asía-Pacfico, recuperó su posición en 2012 y se sitúo como la región con mayor número de grandes fortunas. En concreto, con una población de 3,73 millones de ciudadanos con grandes patrimonios, Norteamérica superó a Asia-Pacífico, que alcanzó los 3,68 millones de individuos ricos, mientras que su volumen de riqueza se situó en 12,7 billones de dólares (9,48 billones de euros), por encima de los 12 billones de dólares (8,95 billones de euros) en la región Asia-Pacífico.
Significativamente y pese a las expresiones de deseos acerca de la desaparicion del capitalismo, este no solo no ha desaparecido sino que sigue garantizando la renta de las multinacionales, corporaciones y magnates a costa del sufrimiento popular. una vez mas se comprueba que el mundo se divide en dos: los que trabajan y los que viven de los que trabajan.
Los ricos cada vez mas ricos, los pobres cada vez mas pobres.
image018[1]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s