Acción colectiva, movimientos sociales y protesta social por Juan Wahren


Acción colectiva, movimientos sociales y protesta social
En este capítulo desarrollaremos los conceptos teóricos más importantes que se trabajan
en esta investigación. A lo largo de este trabajo daremos cuenta tanto de las situaciones
donde se desarrollan las prácticas sociales y las acciones colectivas, como de las
“traducciones” (Long, 2007) y reificaciones que hacen los actores sociales de estos
procesos. Utilizamos el enfoque teórico-metodológico de la “perspectiva del actor”
(Long, 2007) para comprender la construcción de las situaciones y los procesos en
juego. Con ella, centramos la indagación de los sentidos de las acciones por parte de los
sujetos en el marco de un campo de conflictos y disputas entre distintos actores sociales
donde, además de confrontar distintos proyectos y/o sentidos políticos, colisionan
mundos sociales y culturales. Esto es lo que Norman Long (2007) denomina una
interface o escenario de la acción, donde los propios actores sociales confrontan y/o
negocian diferentes marcos de interpretación. Así es como en la interface predominan
las rupturas sobre las continuidades y esto obliga a los actores a un ejercicio de acción
comunicativa. Nuestro caso de estudio configura un proceso de conflictualidad
expandida donde en las interfaces no sólo se expresan rupturas y mundos
contrapuestos, sino que en momentos de explícita violencia, observamos que el orden
estatal ocluye toda posibilidad dialógica por medio de la represión y la persecución
judicial; en esos momentos donde el Estado apela a las “lógicas policiales” (Ranciére,
2007), la interface deja lugar a la ruptura total de la posibilidad de diálogo e
interacción. No obstante, la presencia de otras instituciones estatales han reconstruido
en algunas ocasiones los espacios de diálogo
1
.

1
Como veremos en el capítulo III el Estado nacional realizó intervenciones en la zona, más allá de las
lógicas represivas, con actividades de coordinación con la UTD de Gral. Mosconi, apoyando
principalmente algunos de los emprendimientos productivos y comunitarios. La primera ocasión fue en el
año 2001 luego de una de las grandes represiones a los cortes de ruta, donde el entonces Secretario de la
Pequeña y Mediana Empresa de la Nación, Enrique Martínez, estableció un plan de intervención y
desarrollo local en conjunto con la UTD que nunca llegó a implementarse ya que el gobierno de la
Alianza terminó abruptamente a finales de 2001. La otra ocasión se dio a partir del año 2004 durante el
gobierno de Néstor Kirchner donde a través de distintos organismos nacionales, principalmente el
ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Planificación, se otorgaron subsidios para diversos
proyectos productivos, las cooperativas de construcción de viviendas así como para la compra de
maquinaria y vehículos que permitieron un crecimiento cuantitativo y cualitativo de los emprendimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s