Los chicos de Malvinas


Los chicos que estuvieron en Malvinas no son muebles para que cada uno los ponga en el lugar que mas le guste de acuerdo a la ocasion, la conveniencia o la comodidad; en estos treinta anios han ido rotando por todo el espectro de la vida social; a veces los han ocultado, en otras los muestran como un trofeo sgun cual sea la realidad politica o la imagen que decide el poder insertar en el imaginario colectivo. en verdad ellos, valgame DIOS, son seres humanos, nacidos en la misma tierra que nosotros, solo  que tuvieron que pasar por una experiencia no deseada, hacia alli los empujo la demencia de una dictadur aniquilada que busco relanzar su consenso en una aventura loca y carente de todo tipo de asidero solo basada en el chauvinismo mas recalcitrante y en el uso y abuso del sentimiento nacional. estos hechos han producido un determinado impacto psicologico en cada uno de ellos, los ex combatientes de Malvinas, los veteranos de guerra de este 2012. no son una masa, no son una marea, no son una cabeza sola que se pueda definir solo en forma semántica y que esa sintaxis nos venga a hacer comprender quienes son , quienes fueron, que quieren y que necesitan. cada uno de ellos encierra una historia particular y tiene un antes un durante y un despues respecto de la guerra y solo el trato con ellos nos darqa una real secuencia de su vida y sus padecimientos en estos largos 30 anios. El 2 de abril, entonces, es solo una fecha si no dejamos alguna vez entrar a alguno de ellos en nuestra casa, en nuestros corazones o en nuestra memoria colectiva. son nuestros hermanos, nuestros vecinos, nuestros companieros de la vida. demosle a ellos, a cada uno el derecho de vivir su historia: no nos arroguemos su representacion ni su voluntad.si se sienten heroes, soldados u olvidados debemos estar alli; si aun no cerraron su herida, si de noche vuelve el vuelo de los aviones, el humo de la metralla, o los abruma el grito desnudo de los que quedaron alla o los que murieron aca, muy pocos de nosotros estara con ellos para sujetar su mano. entonces si no podemos hacer nada por ellos, solo esquelas de compromiso, no los hagamos fetiches de nuestros intereses, nuestras frustraciones y nuestra propia necesidad de exhibicionismo. ellos estan ahi y lo seguiran estando. nosotros, si realmente sentimos aquella gesta, les debemos el estar atentos a sus necesidades y proclives a su bienestar. todo lo otro es pan y circo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s