MetaCine


Las dos máximas candidatas al Oscar de este año son homenajes al séptimo arte. Con Hugo, Martin Scorsese recuerda a uno de los padres del cine, George Mélies. Mientras que Michel Hazanavicius retoma los códigos del cine mudo en El Artista; a lo largo de la historia ha habido diferentes films que han abordado la tematica del cine “como cine”. Aqui un repaso.

La Rosa Purpura del Cairo (1985): La fantasía que Woody Allen consideró su mejor película. Ambientada durante la gran Depresión, cuando no había psiconoanálisis y asistir a una sala de cine a ver un mundo mejor que la realidad, era casi la solución para distraerse un buen rato de todos los problemas. A la protagonista Cecille (Mía Farrow), la despiden del trabajo y encuentra a su esposo (Danny Aiello) engañandola en su propia casa. Lo único que le queda es encontrar refugio yendo a ver una película, en donde el protagonista másculino Tom Baxter (Jeff Daniels) decide salir de la pantalla para vivir  un romance con ella.

La frase: “Acabo de conocer a un hombre maravilloso; es de ficción, pero no se puede tener todo”.

Oscar: nominada a mejor guión original

Detras de los olivos (1994): La obra maestra del director iraní Abbas Kiarostami, conocido en la Argentina por el éxito de El sabor de la cereza. Un equipo de filmación rueda una película sobre la reconstrucción de un pueblo arrasado por un terremoto (hecho que ocurrió en la vida real). Allí la historia se centra en dos jovenes pobladores que, en la ficción dentro de la ficción, interpretan a una pareja. Pero la realidad, es que el chico intenta durante todo el filme de cortejar a la muchacha, que tiene siempre un rechazo como respuesta. El plano secuencia del final no debiera faltar en ningún compilado de las mejores y más románticas escenas de la historia del cine.

La frase: “Explícame esa mirada que me lanzaste, esa mirada que ha hecho que te busque y que te siga todo el tiempo para que me des una respuesta”.

Oscar: Película demasiado radical para ser tenida en cuenta por la Academia en aquel entonces.

Cinema Paradiso (1988): Bastardeada por la crítica por sus artificios y golpes bajos, pero amada por el público nostálgico, esta cinta de Giuseppe Tornatore no puede faltar en una lista de homenajes al cine. Toto es un director, que regresa al pueblo en el que pasó la infancia y la adolescencia y en el que trabajó como ayudante del proyectorista Alfredo (Phillipe Noiret). Sin embargo, ya nada es como antes y de la antigua y majestuosa sala de cine sólo quedan ruinas. La metáfora es obvia, murió el cine y con él, también el pueblo. No se conoce mucha gente que haya resistido el llanto en la escena final.

Toto y su pasión por el celuloide.
Toto y su pasión por el celuloide.

La frase: “Ahora el cine es solo un sueño”.

Oscar: Ganadora de mejor película extranjera

La película del Rey (1986): La representante argentina. Ópera prima de Carlos Sorín, director de Historías Mínimas y El Perro. Julio Chávez, mucho antes del tardío reconocimiento por las series de Pol-Ka, interpreta a un director de cine al que los productores le cortan el presupuesto y debe hallar soluciones para filmar su pretenciosa película en la Patagonía. Se queda sin actores y contrata actores no profesionales. Se queda sin sonido y filma mudo. Mezcla de ficción y realidad con mucha originalidad.

La curiosidad: La película le valió a Sorín la posibilidad de años más tarde rodar en Estados Unidos, junto a Daniel Day Lewis, el fracaso de Eterna sonrisa de Nueva Jersey. Luego el director esperó más de trece años para volver a la pantalla grande.

Oscar: No tuvo suerte. Se estrenó el mismo año que La historia oficial, una de las dos películas argentinas que consiguieron el premio. Por lo tanto, ni siquiera fue preseleccionada.

Ed Wood (1994): Tim Burton filmó la historia del considerado peor director de la historia del cine. En un blanco y negro gótico, la película repasa fracaso tras fracaso del personaje (interpretado por Johnny Depp) y la decadencia de su actor fetiche Béla Lugosi (Martín Landau). Gran homenaje al cine de terror y clase B.

 

Johnny Depp como Ed Wood.
Johnny Depp como Ed Wood.

 

La frase: “No debería ser tan dura con Edward, es la única persona de la ciudad que no juzga a los demás”.

Oscar: Ganó Martín Landau, mejor actor de reparto por su interpretación de Béla Lugosi. Además se quedó con la estatuilla al mejor maquillaje.

¿Quién engañó a Rogger Rabitt? (1988): Revolucionaria por mezclar actores de carne y hueso con dibujitos. La técnica, a excepción de pocos ejemplos como SpaceJam(con Bugs Bunny y Michael Jordan), no se volvió a utilizar. Los actores y los dibujitos son actores de las películas que se filman dentro de la película.

 

Rogger Rabitt.
Rogger Rabitt.

En el momento de su estreno la crítica no la acompañó. Sin embargo salvó a la animación. Su director Robert Zemeckis se animó a filmar un dibujo animado violento para adultos y demostró que el género no es exclusivo del público infantil. Luego de su estreno, Disney entendió que debía incluir a los adultos como público de sus dibujos animados y con La Bella y la Bestiay el Rey León, entre otras lo consiguió. Más tarde Dreamwork con Shrek y Pixar con Toy Story completaron el trabajo.

Curiosidad 1:El título original es Who censored Rogger Rabitt(¿Quién censuró a Rogger Rabitt?) pero en la traducción para los países latinoaméricanos que recién salían de dictaduras y para la España post-franquista, la palabra censura fue censurada.

Curiosidad 2: Para el año 2013 se está preparando una continuación, de la que por ahora se sabe muy poco. La dirigirá de vuelta Zemeckis, a pesar de que había declarado que nunca volvería a filmar la mezcla entre dibujos animados y actores.

Oscar:ganó tres estatuillas por mejor montaje, mejores efectos visuales y mejores efectos de sonido.

 

La última película (1971): Arena que el viento convierte en polvo, amistades, traiciones, fiestas de fin de año de pueblo chico, la perdida de la virginidad, las palabras del hombre rudo y experimentado y las mujeres que eclipsaban la pantalla de cine. Todas esas cosas perdidas representa la última función del cine del pueblo. El crecimiento, la guerra y la televisión aniquilaron la economía de los pequeños pueblos estadounidenses y por supuesto también a su cine.

 

Cybill Shepard es puro erotismo en la cámara de Bogdanovich.
Cybill Shepard es puro erotismo en la cámara de Bogdanovich.

 

Película política, económica, artística y hermosa como pocas. Sin embargo todo queda en segundo plano cada vez que aparece Cybill Shepard, la última actriz que se comió una pantalla.

Curiosidad: El director de la película, Peter Bogdanovich, y la actriz, Cybill Shepard, amantes en la vida real, nunca pudieron sostenerse en la industria. Tal vez porque pertenecían a una época anterior. Al menos llegaron a homenajearla con La última película.

Oscar: Jeff Bridges y Cloris Leachman ganaron por sus actuaciones. La cinta había recibido ocho nominaciones.

Fellini 8 y medio (1963): Guido(Marcello Mastroianni), es un director de cine (alter ego del director de la película Federico Fellini) que se encuentra desorientado en medio de su nueva filmación: las dudas, ideas y frustaciones abruman al cineasta y dejan una crítica al mundo efectivista de la producción y un homenaje a la fantasía de la pantalla grande.

La frase:‘¡tenemos derecho a ser amadas hasta los 70 años!’.

Oscar: ganó mejor película extranjera y mejor vestuario en blanco y negro. Había recibido cinco nominaciones, incluyendo mejor director.

Sunset Boulevard (1950): Verdadero homenaje al cine mudo realizado por Billy Wilder. Un guionista de escasa trayectoria y agobiado por sus deudas (William Holden) y una actriz de renombre en el pasado pero en pleno ocaso por la llegada del sonido al cine (Gloria Swanson), se unen para filmar una película. En España se llamó El crepusculo de los dioses, en referencia a las grandes estrellas que no pudieron adaptarse a los films hablados. En la Argentina las distribuidoras optaron por el más simple Ocaso de una vida

Gloria Swanson en Sunset Boulevard.
Gloria Swanson en Sunset Boulevard.

“No necesitábamos diálogos. Teníamos rostros”, dice la actriz en decadencia con un poco de bronca y con mucho de elogio para las personas que conseguían crear historias y transmitir emociones sin la necesidad de hablar.

Frase: Joe: Usted es Norma Desmond. Salía en las películas mudas. Era usted grande.

Norma: Soy grande. Son las películas las que se han hecho pequeñas

Oscar: Obtuvo once nominaciones pero se quedó con solo tres estatuillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s