Falcioni como dolar amarillo


Un pobre empate ante el Zamora de Venezuela, un flojo partido, un cambio intrascendente y la explosión en el vestuario dieron una señal inequívoca de que todo estaba mal en un Boca exitoso en lo deportivo. Campeón en el Torneo Apertura, más de 30 partidos invicto y la discusión de si se juega bien o no entre el astro Juan Román Riquelme y el técnico Julio César Falcioni, presagiaban un frente de tormenta que muchos se negaban reconocer. Pudo ser en aquel partido frente a All Boys que el “10” no jugó, pudo ocurrir en Salta, en el encuentro disputado ante el Santamarina, finalmente la explosión se dio en tierras venezolanas. Y lo que más dejó desacomodado a Falcioni fue que en el cruce que arrancó con Cvitanich y continuó con Riquelme, se encontró con que la mayoría de los jugadores salieron a defender la postura de Román.
El presidente de Boca, Daniel Angelici viajó desde Venezuela con Julio César Falcioni, escuchó de labios del entrenador su decisión de renunciar. Le pidió tiempo, le dijo que quería escuchar a los jugadores y en horas de la tarde de ayer se reunió con los referentes del plantel en el hotel donde habitualmente concentran en Puerto Madero. En el cónclave estuvieron junto al presidente del club, Juan Román Riquelme, Agustín Orion, Rolando Schiavi, Dario Cvitanich y Leandro Somoza. Todos pesos pesados dentro del vestuario y varios de ellos con buena relación personal con el DT.
La primera impresión de que no sería fácil la solución fue cuando más tarde Angelici reconoció ante los dirigentes de la comisión directiva que la situación estaba muy complicada, que las dos versiones escuchadas no dejaban dudas y todo daba a entender que el DT se había equivocado en la manera de encarar la situación tras el partido con Zamora. El presidente del club le expresó a sus pares que en esta situación estaba seguro que Riquelme no era culpable. Pero, aunque ya estaba bien entrada la tarde porteña, el día recién comenzaba para Angelici. Todavía tenía que reunirse con el entrenador.
Falcioni, quien después del mediodía se juntó con su cuerpo técnico, esperaba un gesto de los dirigentes, se mantuvo en contacto telefónico casi permanente, pero no escuchó lo que esperaba por esa vía.
Cerca de las 21:30 comenzó la reunión cumbre en el mismo hotel de Puerto Madero donde concentra el plantel y donde por la tarde se juntaron los jugadores. De un lado de la mesa Falcioni y sus allegados. Del otro lado, Angelici y unos pocos dirigentes. Cuando se sentaron, tras los saludos, todo indicaba que se estaban viviendo los últimos minutos de Falcioni como entrenador de Boca. Sin embargo, la reunión comenzó a virar y las informaciones que salían de ahí eran diferentes. El presidente llegó a la reunión con la idea de convencer al técnico para que siguiera. Y le brillaron los ojos cuando comenzó a ver que Falcioni estaba dispuesto a quedarse, aunque con condiciones. Cuando se cumplió una hora de charla, el DT estaba más cerca de quedarse que de irse. Envalentonado por la marcha de la discusión, pidió pautas de convivencia. Ya quedaba lejos aquella calentura de unas horas atrás y Falcioni estaba hablando de continuidad.
Mientras, en los pasillos de la Bombonera se empezó a hablar de Carlos Bianchi, el indiscutido, el que todo el mundo quiere ver dirigiendo en Boca, pero que es casi imposible que ocurra con un allegado a Macri como presidente. También sonaron los nombres de Guillermo Barros Schelotto y Miguel Ángel Russo, de muy buena relación con Riquelme. Igual, todo está en manos de Falcioni. Si se queda o se va.

Falcioni y Riquelme, los protagonistas de la polémica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s