El dia que conoci a Leon Gieco


Se me ocurrio que podiamos hacerle una nota porque alguien que tiene varios contactos quizas lograba ubicarlo. Queria conocerlo, abrazarlo, decirle que era un idolo, un genio; que lo escuchaba desde chiquito cuando me enseñaba  que el que pierde la inocencia y la felicidad es un huerfano solitario que no sabe ya cantar. Justo aparecio un amigo de un amigo de el que consiguio la nota, pero iba a ser en Neuquen y medio reservada asi que yo tenia que ayudar a elaborar la nota pero no podia ir. Me decepcione bastante. Pero igual hice mi parte, hable de sus canciones, de su lucha, de su constancia, de sus hermanos de cancion y me sente a esperar que hubera una chance de poder verlo. Si lo llevamos de recorrida despues cuando este aca? lo llevamos a un par de lugares acordes con su lucha… que se yo las tomas, la alcaidia, el hospital.

Pero llego el jueves y justo cuando tenia un mal dia me avisan que la entrevista se habia pasado para Roca y que yo iba. Toque el cielo con las manos. Me acorde de tantas cosas. Del primer cassette que escuche con sus canciones que se lo prestaron a mi hermana Maria y que tenia Solo le pido a Dios y La Navidad de Luis entre otros. Me acorde de cuando lo vi la primera vez en la vieja fabrica Bestani de Lamarque y llore cuando despues de un silencio arranco con ” toma Luis maniana es navidad…’ de la segunda vez en Lamarque cuando el poli estaba sin terminar y el se autodenominaba saliery de Charly;  me acorde de Sol mi hija y de eso que “llaman y llaman las flores al sol, juegan y juegan todos los dias al amor. De Santiago que nacio el mismo anio que los Orozco. De aquel recital en Roca cuando todavia no vivia aca y me canto un recital de amor. De aquel viaje a Buenos Aires, en camion ( directamente donde estan los presidentes) soniando que tenia Alas de Tango. Me acorde de mi papa que le gusta Cachito campeon de Corrientes, de mi mama  a quien no quiero ver en el sindrome del baton. De mi sobrino Agustin Leon Guerrero. Maldije porque otra vez que estuvo en Roca me fui porque perdia el colectivo y solo escuche una cancion aquella oportunidad que estuvo con Peteco y el negro Heredia y de  la ultima vez que estuvo en Lamarque que yo no pude estar para ir con Ani a verlo.

Tras un poco de protocolo nos dejaron entrar al lobby del hotel donde estaba alojado. Me parecio muy alto, la cara se me ilumino cuando le di la mano. Lucia contento, cansado tal vez, joggin negro y remera al tono y esa misma voz un tanto cascada que vengo escuchando desde que canto Carito con Silvio y Pablo. Nos facilitaron la sala de conferencias del hotel, previo  a esto se saludo con los chicos de Los Tipitos y pude ver que la cara de ellos era como imaginaba la mia.

La entrevista en realidad fue una larga charla donde hablo de todos los temas que dan cuerpo a sus canciones. De su infancia en el campo (De abuelos casi italianos, primas y primos de nueve hermanos, vacas, perros y caballos y de los campos vecinos venían con sus familias a visitarnos) de su madre, casi su primer manager; la que le conseguia la ropa para que se vista de gaucho en las fiestas escolares, la recordaba con mucho amor (Ya no lloro, ella es parte del camino) De su padre cantante de la orquesta del pueblo que un dia se le volo la peluca y se dedico al juego y al alcohol (Si vas hacia el centro de este verde lugar encontrarás mi pueblo, donde nací. Pregunta por mi padre  y te sabrán decir que es un campesino amigo del sol) Aunque muchas veces estaba a la sombre por sus vicios. Hablo de sus incios en la gran ciudad, de Santaolalla, de Charly y Nito, del flaco Spinetta, una de sus referencias, que un dia antes se habia marchado con su capitan Beto por el espacio ( Cuando tenía solo 18 llegaba a Buenos Aires era marzo de neblinas del tren bajé temblando) Pensaba grabar dos discos y volverse para poner una verduleria o una carniceria  y  pero sin embargo ya lleva 47.

Hablo de la dictadura y del exilio (desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente) del relanzamiento de su carrera con Luis Gurevich poniendole melodias a sus temas justo cuando empezaba a autoplagiarse. Del Museo de la Memoria, de Hebe, de Estela de Carlotto a quien definio como una mujer inmensamente inteligente (Enarbolando dignidad
sobre pueblos vencidos, abriéndose caminos entre sueño y horror, van pariendo mucha más vida de la que se truncó) De Kirchner, de Cristina y de los presidentes Latinoamericanos feliz de poder tener presidentes como alguna vez habia deseado (Queremos ya un presidente joven que ame la vida que enfrente la muerte la tuya, la mia, de un perro, de un gato, de un arbol de toda la gente) de Alfonsin, tambien de los noventa y el neoliberalismo del ex presidente Mendez (sic) [El engaño y la complicidad de los genocidas que están sueltos,el indulto y el punto final a las bestias de aquel infierno) de Macri con quien tiene una relacion perfecta ni el cantaria para el intendente ni este lo contrataria (Ese pequeño argentinito que llevamos Va colgado como gajo de la mano bien peinado con corbata y mocasín va gritando sólo para hacerse ver) Hablo de sus escenarios compartidos con la Negra, Sting, Pete Seeger a quien trajo para hacer tres shows y solo pudo recaudar 500 dolares que luego donaron a un hospital de Nicaragua, de Fito, el Traidor de los Pibes Chorros,Sixto Palavecino, el Cuchi Leguizamon y miles mas ( Toco con todos por poco no toco con Colon) y nos conto algunos secretos que llevaremos a  la tumba. (nos gusta el sol del cementerio de Tilcara)

Fueron dos horas extraordinarias, yo no queria que se termine mas, tenia mil cosas para preguntarle y queria contarle otras tantas pero tenia que descansar asi que nos fuimos previas fotos y el tesoro de un Cd de regalo de su ultimo trabajo El Desembarco (Hay quienes desembarcan ardiendo con un grito
Sin barcos y sin armas por la vida).

A  la otra noche fui  a ver su recital con el corazon estrujado ( Los viejos amores que no están, la ilusión de los que perdieron, todas las promesas que se van) queria contarles a mis ocasionales de alrededor que yo habia estado con el, que me habia regalado el cd que venia a promocionar, que miren tengo una foto con el en el celular, pero nada, me lo guarde. Llore con el Angel de la Bicicleta (¡Bajen las armas que aquí solo hay pibes comiendo!) salte con Pensar en Nada ( De como piensa la gente a veces la diferencia es tan grande que parecen seres de alguna otra tierra) y me volvi a mi casa antes que termine, cantando solo le pido a Dios por una calle enripiada. Llegue, puse la Navidad de Luis, volvi a llorar y empece a escribir en el blog para contarles, ahora si, que un dia conoci a Leon Gieco. Un genio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s