3-0 que pase el que sigue


La dupla argentina integrada por David Nalbandian y Eduardo Schwank venció este sábado en cinco sets a la conformada por Tommy Haas y Philipp Petzschner tras batallar durante tres horas y 30 minutos, y liquidó la serie frente a Alemania por 3-0. Nalbandian y Schwank se recuperaron tras estar dos sets abajo, y consumaron el triunfo por 3-6, 4-6, 6-3, 6-4 y 6-4.

El doble había arrancado muy bien. Nalbandian quiso estar y Jaite lo metió para tratar de definir la serie, a riesgo de que no esté en un supuesto quinto punto. En dupla con Schwank, les quebraron el saque en el primer game a los alemanes y mantuvieron la diferencia, pero por muy poco: en el sexto game le quebraron a Schwank, despues de que Nalbandian errara una volea sencilla estando 30 iguales. Y se agrandaron Haas y Petzschner. Y se cayeron los nuestros, especialmente David con errores no forzados. Sobre todo en el game que le quebraron para el 5 a 3. Después Haas, que había arrancado perdiendo su saque, cerró el set sin problemas y puso el 1 a 0.

Ya en la segunda manga, la dupla argentina se recuperó rápido del golpe por el set perdido y con Schwank sacando se puso 1 a 0, después de perder cinco games seguidos. No levantaron mucho el nivel, seguían los errores y costaba mucho cada punto. El punto de inflexión fue el quinto, sacando Schwank: desperdiciaron nada menos que cinco ventajas y se sentían los nervios, no lograban el punto necesario para el 3 a 2, sacándole a Haas. Y se perdió con una doble falta de Schwank, para el 2-3.

Haas, implacable con su saque, puso el 4-2 ganando el game en cero y los alemanes, manteniendo su saque, se llevaron el segundo por 6-4, otra vez con Haas sacando.

¿Y por qué no soñar? El partido es chivo de verdad, muy chivo. Encima, el nivel de Nalbandian y Schwank no venía siendo el mejor. Mano a mano en el tercer set tras perder los primeros dos, llegaron 5-4, peleando cada saque propio y sin chances de quebrar. En ese décimo game no sacó Haas, como en los sets de cierres anteriores, sino Petzschner: hubo una gran devolucion de Schwank, Nalbandian puso su tenis y en el primer break hubo quiebre y set, para seguir pensando que es posible el 3-0. Difícil, pero fue un paso importante para ganar confianza.

Fue una ráfaga la dupla. Levantó Nalbandian, contagió a Schwank, agarraron más confianza y en el cuarto set se pusieron rápido arriba: 3-0, quebrándole el saque a Haas, que ya no era el de antes, en cero. Fueron diez puntos seguidos, con Petzschner cortando esa rachita en el 3-1. Schwank jugó joya su saque en el 4-1 y estaba todo encaminado. Pero después de que Haas ganara su servicio, quebraron el saque de David, que tiró la raqueta de caliente. Por suerte, con el 4-3 arriba, después Petzschner no mantuvo su servicio: gran game de Schwank para el 5-4, que el alemán cedió con una doble falta, tras un ace. Y Schwank cerró el set a toda orquesta, con el ánimo arriba. Y sí, estaban en el horno y pasaron a 2-2.

Impresionante lo de Nalbandian y Schwank, que estaban en la lona y la sacaron adelante. En el quinto set hubo un game clave: en el quinto juego, hubo quiebre a Haas después de que Pletzchner devolviera mal un globo que se iba afuera, estando en ventaja. La dupla se puso 3-2, siguió jugando en el nivel de los anteriores dos sets y festejó el 6-4 final, el de la clasificación a octavos. Con gran nivel de Schwank y un Nalbandian que fue punta de lanza. Protagonista de otra heroica.

Fuente: Ole

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s