Volviendo a los 90


El Gobierno español sancionó hoy una polémica reforma laboral con la que pretende frenar el alto desempleo que afecta al país, donde más de cinco millones de personas, un 22,85% de la población activa, no tienen trabajo.

A falta de que el Ejecutivo explique con detalle en qué consiste la reforma, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dijo ayer en Bruselas, en un comentario captado por las cámaras de televisión antes de la reunión del Eurogrupo, que será “extremadamente agresiva”.

En una conversación con el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, De Guindos dijo también que la reforma laboral incluirá el abaratamiento del despido, “se reducirá la indemnización por despido” y se “flexibilizará la negociación colectiva”.

El contrato indefinido más extendido a partir de ahora será el que tiene una indemnización de 33 días por año trabajado durante 24 mensualidades en caso de despido improcedente, en lugar de los 45 días actuales. Esta era una de las demandas históricas de la patronal española.

La Ministra de empleo, Fátima Báñez, afirmó tras el Consejod e Ministros que la reforma es “histórica, que marcará un antes y un después” y que su objetivo es acabar con la “rigidez” del mercado laboral y “frenar la fuerte sangría de destrucción de empleo”.
La tasa de desempleo es del 22,85% (5.273.600 desocupados),que alcanza un 48% entre los jóvenes.

La ministra española de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, explicó que la reforma simplificará las modalidades de contratos, cambiará el modelo de formación profesional y reorientará las bonificaciones a la contratación para estimular el empleo juvenil.

Además, modificará las políticas activas de empleo y disminuirá las prejubilaciones, menos para casos excepcionales, al tiempo que pondrá freno al uso de las prestaciones por desempleo como mecanismo de jubilación encubierta.

La ministra no explicó a los sindicatos mayoritarios españoles, CCOO y UGT, los aspectos concretos de la reforma laboral, lo que les ha molestado hasta tal punto que el secretario general de UGT, Cándido Méndez, acusó al Gobierno de vulnerar el derecho de las centrales sindicales a la información.

De momento, sin embargo, los sindicatos no contemplan la convocatoria de una huelga general como medida de rechazo.

El servicio de estudios del BBVA, uno de los principales bancos españoles, prevé que el desempleo en España aumente del actual 22,85% hasta el 24,4% este año y hasta el 24,6% en 2013.

La reforma laboral que fue aprobada hoy es la decimosexta modificación de la legislación laboral desde la democracia, tras la del anterior Gobierno socialista del 9 de septiembre de 2011, que le costó una huelga general.

Anuncios

Un comentario en “Volviendo a los 90

  1. Si la patronal tiene que pagar despidos altos, tiene menos dinero para reconvertir su negocio en uno nuevamente viable y volver a contratar empleados. Los trabajadores con contratos laborales estables no son despedidos, pero el costo lo pagan los desempleados. Los desempleados deberían pedirles a los empleados un porcentaje de sus ingresos puesto que la ley los protege a costa de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s